La víctima fue identificada como Carla De Olivera (37), quien recibió varios disparos cuando estaba en su vehículo. Su marido, quien la acompañaba, resultó con lesiones.

 

En Bernardo de Irigoyen en la jornada de ayer se registró un nuevo crimen por encargo a manos de sicarios movilizados en motocicletas, el cuarto en dos años. La víctima en este caso fue una docente identificada como Carla Betiana De Olivera, de 37 años.

La mujer estaba en el asiento del conductor de un Renault Sandero Stepway de su propiedad cuando fue alcanzada por una ráfaga de balas. Su marido, identificado como Ismael Sergio Batista C. (42), que estaba en el asiento del acompañante, también fue alcanzado, pero está fuera de peligro.

El hecho ocurrió cerca de las 17.30 sobre la calle Malvinas Argentinas del barrio Provincias Unidas, justo en el límite con barrio Obrero. El vehículo estaba detenido al momento del hecho. Fue entonces cuando dos sujetos en motocicleta llegaron al sitio y pararon justo enfrente. En esas circunstancias el acompañante extrajo un arma y gatilló varias veces contra los ocupantes. Luego el biciclo desapareció del sitio.

La escena del hecho está en la línea de frontera con Brasil por lo que todo indica que los asesinos huyeron con destino a la localidad de Barracao. Hasta ayer no había sospechosos detenidos.

Según el informe médico, la mujer tenía un balazo en la sien y otro en el cuello, ambos con orificios de salida, lo que indica un gran calibre. Su pareja, en tanto, recibió un disparo en el brazo, también con orificio de entrada y salida.

La Policía Científica de la Unidad Regional XII hizo las tareas de rigor en el sitio. Tanto la fuerza provincial como las autoridades policiales de Brasil montaron un operativo conjunto para tratar de dar con los implicados y acercar alguna prueba a la investigación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *