El prófugo más buscado en las últimas dos semanas en Corrientes fue recapturado ayer por la tarde, en un barrio de la ciudad de Goya, hasta el que llegó luego de burlar nuevamente todos los retenes y operativos en ruta para dar con él.

Cayó en poder de la Policía una vez más, tras haber cometido el error de ir hasta un almacén a comprar algo de comida.

Lo reconocieron, dieron aviso a las fuerzas policiales y terminó su pretendida libertad, durante la cual cometió una gran cantidad de ilícitos.

En Goya, identificó una locación que consideró segura y allí se escondió, pero la sed y el hambre lo obligaron a salir de su refugio y allí, sin que él mismo lo note, los vecinos advirtieron su presencia y llamaron de inmediato a la Policía. Desde hacía unas 48 horas antes se estaba difundiendo su fotografía por distintos medios locales y esto sirvió para que la población esté atenta.

Cuando retornaba a su escondite, los policías se cruzaron con él y le dieron la voz de alto, que obviamente no acató y comenzó a correr. Varios vecinos reportaron disparos de arma de fuego, pero en realidad fueron al aire y eran postas de goma para amedrentar al prófugo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *