Casi sin querer, efectivos policiales lograron recuperar la motocicleta que fue robada a un uniformado dentro del predio de la Comisaría 8va., en el barrio Laguna Seca. Es que el ladrón circulaba con el rodado sustraído en proximidades a la dependencia de la fuerza del orden cuando los agentes, asombrados, vieron al delincuente en la calle. Tras la persecución, recuperaron la moto pero se les escapó el malhechor.

El miércoles por la noche, tras el intenso temporal que azotó la capital correntina, policías divisaron a un hombre que circulaba en una motocicleta Motomel Blitz 110 cc, de características y color similar al rodado sustraído den predio de la comisaría, en cercanías a la avenida Wenceslao Domínguez (continuación de Tacuarí) y Pitágoras. 

Curiosamente, el delincuente paseaba con la motocicleta robada a escasos 800 metros del lugar en el que la sustrajo.

Cuando los uniformados se acercaron para comprobar si se trataba, o no, de la moto robada, el hombre huyó por lo que se inició una persecución. Sin embargo, no pudo ir muy lejos: el delincuente arrojó el rodado y se escabulló en los pasillos de una villa, donde los policías lo perdieron de vista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.