Un policía fingió estar enfermo para no ir a trabajar, y fue capturado en San Martín sospechado de intentar asaltar en una cochería junto a otros tres hombres. En el momento de la detención se identificó como efectivo, y es investigado por posible complicidad con los delincuentes y dejó entrever que el golpe estaba planeado.

Se trata del Ayudante Jorge Alberto Funes, de 38 años, quien se desempeñaba como motorista en la Comisaría 25, de Guaymallén, y que la Inspección General de Seguridad ya pasó a pasiva, significa que no puede trabajar y percibe la mitad de su sueldo, y podría ser expulsado de la Fuerza.

El efectivo debía trabajar este miércoles de 8 a 23, pero a las 6.10 llamó a su jefe y le dijo que estaba con fiebre, por lo que se iba a tomar el día.

Pero a las 8 fue capturado cuando manejaba un auto por San Martín, donde iba con los tres presuntos autores de un intento de asalto a una cochería de esa comuna.

Todo comenzó alrededor de las 8 de este miércoles, cuando tres o cuatro hombres entraron a la fuerza a la cochería Flores, ubicada en calle Balcarce 385, de San Martín, donde estaban dos empleados de 28 y 69 años.

Los asaltantes amenazaron a punta de pistola a los empleados, pero estos se resistieron a ser asaltados y se trenzaron en una riña.

Ante esta complicación, los ladrones decidieron irse y escaparon en un Honda City negro.

Las víctimas llamaron inmediatamente al 911 y dieron detalles de todo lo ocurrido, de los asaltantes y del auto en el que escaparon.

Un móvil salió en búsqueda de los autores del violento hecho, hasta que en calle Miguez y Ruta 50 se cruzaron con el auto con cuatro ocupantes y lo obligaron a detener la marcha.

Al momento de identificar a los ocupantes del Honda City, el conductor dijo ser policía y presentó su credencial. Sus compañeros se comunicaron con la Comisaría 25 y constataron que trabajaba allí y constataron que no llevaba su arma reglamentaria.

Revisaron los alrededores de donde detuvieron a los sospechosos y a pocos metros, entre malezas, hallaron un revólver cromado, y se estima que sería el arma con la que habrían intentado cometer el asalto.

Al verificar los datos del auto, verificaron que está a nombre del detenido de 46 años, quien es oriundo de Palmira.

Sanción para el policía

La Inspección General de Seguridad tomó conocimiento del hecho e inmediatamente comenzó un sumario administrativo y pasó a pasiva a Funes, por lo que mientras dure dicha investigación no podrá trabajar y cobrará solo la mitad de su sueldo.

Funes lleva 10 años en la fuerza, y hace cuatro años la IGS lo había suspendido por 36 días por desobediencia y abandono de servicio.

Marcelo Puertas, titular de la IGS, explicó que este caso estará resuelto para junio y en caso de comprobarse que fue uno de los asaltantes, directamente será expulsado de la Fuerza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.