La bala calibre 7,62 mm de un fusil FAL impactó en la puerta de un negocio lindante al Batallón de Ingenieros de Monte 12 del Ejército de Goya, en el Paraje La Soledad, en el momento en que había clientes en el local. Los vecinos culpan a las pruebas de tiro que se realizan en el cuartel

La sorpresa se llevó una vecina en cuyo local ingreso un proyectil que perforó un vidrio del local comercial cuando atendía a clientes. Al mismo tiempo se escuchaban silbidos de los disparos y proyectiles que llegaron a impactar en los árboles del barrio del Paraje La Soledad, lindante al cuartel, al sur de la ciudad.


La policía debió actuar y levantar las pericias del lugar, para determinar fehacientemente el origen de los disparos, aunque los primeros indicios apuntan a que provenían de adentro del predio del ejército, donde se realizaron pruebas de tiro en el polígono de la unidad.

Al parecer las condiciones de seguridad no serían las adecuadas, por lo que se procedió a una investigación exhaustiva para determinar el origen y las responsabilidades, y alertar a la población. Los vecinos pidieron que cesen las prácticas o se realicen en otro lugar, lejos de las zonas habitadas de Goya.

No sería la primera vez, ya que años atrás un disparo en la misma circunstancia hirió a un productor rural, al que incluso le mataron varios animales.

Tras este episodio, la Justicia le prohibió a la unidad militar realizar prácticas de tiro en poblados, debieron trasladar a Misiones sus actividades balísticas. Ahora las mismas retornaron y hay temor en la comunidad.

Fuente y Fotos: Juan Cruz Velázquez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.