Policiales

Continúa el pedido de Justicia a 22 meses de la muerte de “Carre”

Julio Ernesto Escobar era un canillita de 52 años. En zona muy transitada de Capital lo atropelló el conductor de una camioneta blanca que decidió escapar. Fue en diciembre de 2017. La Policía dijo que nunca pudo tener datos ciertos para identificar al prófugo.

La familia de Julio Ernesto Escobar, un canillita que murió atropellado por el conductor de una camioneta que decidió escapar, continúa con el pedido de investigación y justicia cuando ya se cumplieron 22 meses desde aquel trágico episodio ocurrido en la capital provincial.

La Policía a pesar de contar con filmaciones y algunos testimonios, informó que nunca pudo identificar al ocupante de “una camioneta blanca o gris”, la cual huyó a alta velocidad del lugar del siniestro.
“Lo mató al instante. Lo dejó tirado en el pavimento como si fuera un animal. El responsable huyó porque el vehículo no era de ellos, dijeron los hermanos de Escobar a través de un escrito lleno de dolor, acercado hasta la Redacción de época.

“Pretenden que se quede en el olvido como es un pobre canillita”, agregaron en el comunicado.
El vehículo involucrado en la muerte de Escobar, conocido por sus amigos y familiares como “Carre”, sería una pick up Toyota Hilux blanca, aunque existe la posibilidad de que haya una confusión y el color sea gris claro.

¿Encubrimiento?

Existen sospechas de que el conductor desaprensivo tuvo un alto grado de encubrimiento, ya que este manejaría ciertas “influencias”.

“Dios hace Justicia por los pobres. Justicia para Julio Escobar”, indica la misiva.

El siniestro de consecuencia fatal ocurrió en la noche del jueves 7 de diciembre de 2017, en la intersección de las calles Héroes Civiles y Lavalle, en el barrio San Martín.

Escobar perdió la vida en el acto. Circulaba en una moto 110 junto a María Isabel Gómez, de 44 años, quien sufrió severas lesiones que demandarán largo tiempo de rehabilitación.

La camioneta después de colisionar a los motociclistas continuó el recorrido en dirección a la avenida 3 de Abril, pero nunca habría llegado a esa arteria porque, al parecer, giró hacia la derecha por calle Ramón Carrillo (ExVía).
Allegados a Escobar están preocupados ante la falta de noticias.

En tanto, merced a una “investigación” particular llegaron a ubicar a una pick up que podría ser la involucrada en el hecho aunque esto no pudo ser constatado.

Tal como época lo reflejó en ediciones anteriores, desde la institución de seguridad indicaron carecer de pruebas o elementos contundentes para llegar al fugitivo.

Se solicita a través de este medio el aporte de datos o cualquier información al respecto de parte de algún testigo, siempre en procura de esclarecer el caso.

Fuente: Diario época

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close