DestacadosLocalesPoliciales

Corrientes: Albañil sufrió tres balazos durante violento robo

El trabajador indicó ante la Policía que dos delincuentes en una motocicleta lo interceptaron en la calle. Pese a no ofrecer resistencia, le dispararon a quemarropa y por la espalda. Tiene una pierna fracturada. Sustrajeron su vehículo y un teléfono celular.

Un al­ba­ñil re­sul­tó he­ri­do de tres ba­la­zos a que­ma­rro­pa en la ca­pi­tal co­rren­ti­na; an­te la Po­li­cía di­jo que fue en oca­sión de ro­bo, cuan­do lo in­ter­cep­ta­ron en la ca­lle dos mo­to­cho­rros.

La víc­ti­ma tie­ne frac­tu­ra en la pier­na de­re­cha y de­bió ser asis­ti­da en dos hos­pi­ta­les, se­gún in­for­ma­ción a la que ac­ce­dió épo­ca.

La fuer­za de se­gu­ri­dad ini­ció la in­ves­ti­ga­ción ten­dien­te a es­cla­re­cer es­te epi­so­dio, ocu­rri­do en­tre las 7 y las 7:30 apro­xi­ma­da­men­te, de acuer­do la ver­sión de la víc­ti­ma.

Hu­go G., de 23 años, re­la­tó que sa­lió tem­pra­no de su ca­sa ubi­ca­da en el ba­rrio Pi­ra­yuí rum­bo a una obra en el ba­rrio Güe­mes.

En el tra­yec­to, en ca­lle Yu­gos­la­via ca­si in­ter­sec­ción con la ave­ni­da Ar­tu­ro Fron­di­zi, a es­ca­sos me­tros del pre­dio del Jar­dín Bo­tá­ni­co, lo cru­za­ron dos hom­bres en una mo­to­ci­cle­ta.

Uno de los de­lin­cuen­tes, ar­ma­do con un ar­ma de fue­go, le exi­gió que fre­na­ra y des­cen­die­ra de una bi­ci­cle­ta ti­po moun­tain bi­ke, ro­da­do 29 y mar­ca “Mi­le­nium”, de co­lo­res blan­co y ne­gro.

Ade­más de sus­tra­er­le el ve­hí­cu­lo, am­bos mo­to­cho­rros le pi­die­ron la bi­lle­te­ra (en la cual no te­nía di­ne­ro) y un te­lé­fo­no ce­lu­lar.

A pe­sar de no ofre­cer re­sis­ten­cia, lo hi­rie­ron por la es­pal­da. “Me di­je­ron ra­já de acá y me dis­pa­ra­ron”, ex­pli­có fren­te a las au­to­ri­da­des.

Los ba­la­zos im­pac­ta­ron en la pan­to­rri­lla. Le cau­sa­ron una frac­tu­ra.

El jo­ven ma­ni­fes­tó que pi­dió au­xi­lio y una per­so­na que oca­sio­nal­men­te cir­cu­la­ba por el lu­gar lo ayu­dó a lle­gar has­ta el Hos­pi­tal Ánge­la Lla­no, en el ba­rrio An­tár­ti­da Ar­gen­ti­na.

A par­tir de su in­gre­so a di­cho es­ta­ble­ci­mien­to mé­di­co, la Po­li­cía su­po del ca­so. En­ton­ces fue­ron a pe­dir­le in­for­ma­ción y el al­ba­ñil ofre­ció el re­la­to de un ata­que en oca­sión de ro­bo.

Has­ta ayer la in­ves­ti­ga­ción no arro­jó re­sul­ta­dos res­pec­to a los po­si­bles au­to­res del ilí­ci­to. Tam­po­co die­ron con tes­ti­go al­gu­no, aún cuan­do con­sul­ta­ron en to­da la zo­na. “Nin­gún ve­ci­no apor­tó da­tos e in­di­ca­ron no es­cu­char los dis­pa­ros”, ar­gu­men­tó una fuen­te ofi­cial.

La cau­sa ha si­do ini­cia­da co­mo ro­bo ca­li­fi­ca­do y le­sio­nes gra­ves.

Fuente: Diario época

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close