Se trata de dos hermanos llamados Andrés y Joaquín, quienes a pesar de haber pasado ampliamente la edad obligatoria de votación, siguen asistiendo a cumplir con su deber cívico.

“Votamos siempre”, coincidieron los hermanos que tienen 79 y 83  y siguen mostrando voluntad de participación ciudadana en la Escuela Centenario de la capital correntina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *