La bajante del río Paraná fue progresiva en las costas correntinas, el aislamiento social obligatorio impide que la ciudadanía realice los habituales paseos por la zona costera y advertir cómo desde hace varios días la bajante se acentúa. Lo cierto es que por estas horas, el Paraná se alejó de las costas y marca la bajan­te más importante de los últimos tiempos, inclusive más que la del año pasado, llegando a 1,48 metro y con tendencia en baja.

Al respecto, este matu­tino, repasó cuáles fueron las últimas bajantes más acentuadas que se dieron en el puerto local, además consultó a las autoridades locales de Prefectura, sobre las advertencias, las cuales son casi nulas ya que el ais­lamiento obligatorio hace que no haya circulación de embarcaciones deportivas ni pesqueras en las aguas del Paraná.

Ayer el registro marcó 1,48 metro en la costa local, las imágenes en la zona del puerto y del parque Mitre daban cuenta de la magni­tud de la bajante, cosa sólo comparada con noviembre del año pasado cuando el Paraná llegó a 1,49 metro, un centímetro más que la registrada en la jornada de ayer.

La tendencia, al menos por ahora, es en bajante y la situación por estas horas complica sobre todo a las barcazas de combustible que llegan al puerto de Ba­rranqueras. Sobre el tema, las fuentes consultadas so­bre este medio, destacaron que la situación es crítica desde hace varios meses, ya que entre noviembre y la actualidad el Paraná se mantuvo bajo, con máxi­mas que alcanzaron los 3,18 en el mes de febrero.

Todo indica que el Para­ná continuará en bajante, ya que la situación se repite en toda la cuenta superior del cauce.

Consecuencias

Durante la madrugada del lunes, varios vecinos de la zona de la costanera, más precisamente del puerto local indicaron haber oído ruidos extraños provenien­tes del río. Quizá en días de actividad nocturna, la situación no llamaría la atención, pero el contexto de quietud y silen­cio generado por la prohibición de circulación en las calles de la ciudad, preocuparon a va­rias personas.

Según se supo seis bar­cos pasaron anoche por el río Paraná, frente a las cos­tas de la ciudad. Se trató de embarcaciones de origen extranjero que trasladan containers y que tienen permitida su circulación, aun en el aislamiento obli­gatorio que rige en el país.

Según los especialistas consultados, en medio del inédito silencio de la ma­drugada, las vibraciones producidas por el funcio­namiento de los enormes motores se escucharon más fuerte de lo habitual.

Otro condicionante para que se produzca el fenóme­no es la altura del río. Como se encuentra bajo, los bar­cos transitan a una veloci­dad menor y eso extendió la permanencia de los barcos y el sonido, en la zona por un largo rato.

En Ituzaingó llegó a 0,30

El río Paraná continuó posicionándose en baja y ya batió el registro histórico del año pasado. En la mañana de ayer el hidrómetro en el puerto de Ituzaingó marcó 0,30 metros.

Con este nuevo dato, inclusive bajó más aún de los que se esperaba. Las estimaciones eran que hasta el lu­nes 30 inclusive, la altura del río iba a variar entre 0,50 como altura mínima durante el día y 0,60 de altura máxima por la tarde/noche.

En ese puerto la histórica registrada el año pasado en el mes de junio, que fue de 0,45 metros.

Ante esta situación Prefectura reitera a quie­nes naveguen por el Paraná, que lo hagan con suma precaución.

La humedad continuará siendo protagonista.

Desde hace varias semanas, Co­rrientes no tiene lluvias importan­tes, la tendencia según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), continuaría, ya que al menos para los próximos días sólo se anuncian días cálidos, con temperaturas que rondarán los 20 de mínima y los 32 de máxima.

Arroyo Poncho Verde

Como consecuencia de la emergencia que atravesamos a nivel nacional, la Prefectura Naval Argentina ha implementado un sistema de trámi­tes a distancia y prórrogas para la presentación de documentación.

Se podrán iniciar por correo electrónico, las siguientes gestiones: Obtención de certificados de seguridad de la navegación para buques de carga/pasaje y otorgamiento de prórrogas y/o convalida­ciones fuera de término dpsn -exptedocumenta­cion @ prefecturanaval .gov.ar

La bajante del año pasado dejó al descubierto una cruda realidad que se escondía en la vera del Paraná, la basura.

Así fue que la bajante de noviembre pasado empujó un fuerte trabajo de limpieza en la zona de la desembocadura del arroyo Poncho Verde, la cual finalizó con la extracción de una antigua ancla que se había hallado en el lugar y la cual fue recuperada.

Fuente: Diario Norte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.