Ayer, la sensación térmica alcanzó los 48° y el calor agobiaba a quien salía a la calle. En horas de la tarde, y de un momento a otro, los vientos se hicieron presentes y las ráfagas fueron acompañadas por nubes oscuras que presagiban una lluvia que llegó lentamente en forma de llovizna cerca de las 22.

Hoy, el pronóstico del Servicio Meteorológico finalmente se cumplió y la lluvia incesante se empezó a manifestar pasadas las 5 de la mañana.

De esta manera y según el Servicio Meteorológico Nacional sobre Chaco, Norte de Corrientes, Misiones rige un alerta con tormentas, algunas podrían ser fuertes y estar acompañadas principalmente de abundante caída de agua en cortos períodos, fuerte actividad eléctrica, y ocasionalmente ráfagas y caída de granizo. Las condiciones tenderán a mejorar hacia el mediodía de hoy jueves 16.

Según los registros del Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) se registran más de 32 milimietros de agua caida por las precipitaciones en la ciudad este jueves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.