Utilizan la videollamada con turnos y las órdenes son electrónicas. Algu­nas obras sociales se adaptan sobre la marcha. Hay guardias físicas.

Ante la dura situación que atraviesan por no poder prestar sus servicios duran­te la cuarentena total, los profesionales de la salud pi­den medidas de salvataje, ya que deben seguir pagando impuestos, alquiler y, unos muchos, cumplir con las cargas laborales de sus em­pleados (aunque sea, de una secretaria).

A esto se suma que en­frentan un aumento ines­perado de los precios de insumos, que se dispararon hasta a diez veces de su va­lor en febrero. Intolerable, considerando que están sin atender a sus pacientes.

En medio de las limitacio­nes, dijeron a este matutino que atienden de manera vir­tual, a distancia, y que las recetas se realizan de mane­ra online.

En este duro contexto, un grupo de profesionales de la salud fueron exceptuados en Corrientes para atender a pacientes con turno previo y sin usar la sala de espera, cumpliendo todas las reco­mendaciones de bioseguri­dad.

Ante esta situación, el kinesiólogo Gustavo Ros­setti (MP 346), presidente del Colegio de Kinesiólo­gos de Corrientes, contó: “El Colegio le había enviado al gobernador Gustavo Val­dés, una nota solicitando que nos incluya dentro de los profesionales de la salud autorizando la atención de pacientes, ya que el decreto que el firmó sólo contem­plaba a médicos y odontó­logos en caso de urgencia y sin utilizar la sala de espera. Gracias a la excelente pre­disposición del Gobernador, cerca del mediodía de ayer se comunicó en forma per­sonal el secretario General de la Gobernación, doctor Carlos Vignolo, comuni­cándonos que hoy saldrá una extensión del mismo decreto, incluyendo a nues­tros colegas para la atención de pacientes bajo pautas de bioseguridad establecidas. Nosotros ya dimos las reco­mendaciones a los colegas y hoy emitiremos un Pro­tocolo de Pautas Generales, que contempla la atención de no más de dos personas por turno ya fijado, sin sala de espera y sobre todos los cuidados del profesional (guantes, barbijos, etcétera) y los necesarios para el pa­ciente también”.

ATENCIÓN A DISTANCIA

Así también el médico psiquiatra Jonás Rodrí­guez (MP 4449 y 5261 en Chaco) contó a NORTE de Corrientes: “En este mo­mento estamos maneján­donos con videollamada con turnos y las recetas son de tipo electrónica Algunas obras sociales se están acomodando con la receta electrónica y de esa manera los afiliados pueden tener acceso a la medicación. Sino, busca­mos la manera de acercar­les las recetas de alguna forma, como dejarles las recetas en el consultorio, a través de alguna guardia, de alguien que pueda entre­garle la receta física. Pero en esta última semana se agili­zó bastante el tema del trá­mite digital así que nosotros hacemos las recetas y las po­demos mandar por Whats­App o por correo electrónico para que ellos puedan tener acceso. También de manera online, estamos incluyendo este trabajo de acompañar a nuestros pacientes que ne­cesitan tener su tratamiento al día porque justamente se encuentran con medicación o iniciando un proceso tera­péutico”.

El profesional contó que los psicólogos también es­tán trabajando de manera online y generando turnos.

En este mismo sentido, el especialista en Psiquiatría y Psicología Médica (MP 3082), Emilio Hidalgo, dijo a este diario: “En general la consulta psicológica y psi­quiátrica como todas las consultas, ha bajado por las dificultades que tienen las personas de llegar hasta el consultorio y mantener esa rutina habitual que todos teníamos. Han empezado a surgir muchísimo todas las consultas virtuales, lo que se denomina telemedicina, en la que se usan, ya sea, WhatsApp, llamadas co­munes, el Zoom que surgió ahora, o el Skype. Cualquie­ra de esos medios sirven como para poder realizar una videollamada, a la cual la gente se está acostum­brando cada día un poquito más. Por ahí hay personas que prefieren las llamadas directamente y hablar sin ver la cara, y hay otros que tienen esta videollamada para lo que necesitan tener un espacio en su casa donde podrán hablar tranquilo.Ya desde hace mucho tiempo esto venía siendo una op­ción, pero se ha potenciado en esta época de cuarentena donde no se puede salir de la casa”

El médico explicó que también ahora empezó au­torizarse la receta virtual, donde un profesional pue­de hacer la receta desde su consultorio, sacar una foto y mandarlo por WhatsApp y a eso muchas farmacias lo aceptan y las obras so­ciales: “Entonces, creo que es un momento en el que está avanzando la consul­ta virtual, estamos todos adaptándonos a este nuevo mundo y eso es fundamen­tal para que los pacientes puedan seguir teniendo su medicación, su tratamien­to psicoterapéutico y que puedan seguir bien, pese a todas estas circunstancias que estamos viviendo que muchas veces lo único que hacen es aumentar la cua­dros de estrés, de ansiedad y alterar en general la salud mental”.

Fuente: Diario Norte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *