D.J. Cooper, un basquetbolista, fue suspendido por FIBA hasta junio de 2020, luego de que arrojara positivo en una prueba de embarazo.

El basquetbolista D.J. Cooper fue noticia en las últimas horas luego de dar positivo en una prueba de embarazo. La Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) decidió suspender hasta junio de 2020 al jugador del AS Mónaco Baket, de la liga francesa.

El hecho ocurrió en 2018 pero se conoció esta semana luego de que el jugador intentase ocultarlo. El año pasado, Cooper anunció que dejaba la actividad durante algún tiempo por “problemas familiares” y su decisión fue respetada por la prensa de Francia, que guardó distancia respecto al tema. Sin embargo, se conoció lo que realmente pasó.

Esto trajo malas noticias para el equipo francés pero también para la selección de Bosnia, con la que se nacionalizó.

En aquel entonces, el jugador fue sometido a un test antidoping, como suele suceder luego de los partidos. En la prueba de orina salió completamente limpio de sustancias prohibidas, pero llamó la atención la presencia de una hormona conocida como gHC, la cual es producida por la placenta cuando una mujer tenía embarazo.

Según dio a conocer el sitio croata Index, las pruebas correspondían a la pareja del jugador, desconociendo que ella estaba esperando un bebé. Cooper se llevó una grata sorpresa cuando supo esto, pero también se dio cuenta que sería suspendido. Esto trajo malas noticias para el equipo francés pero también para la selección de Bosnia, con la que se nacionalizó.

El jugador jugó en importantes equipos de Grecia, como el Panathinaikos, AEK y Paok. Llegó a ser mejor jugador de la liga francesa cuando defendía la camiseta del Pau Orthez. En la temporada 2016/17 llegó a promediar un total de 13,4 puntos, 5,4 rebotes y 10,6 asistencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.