En el sur arribaron las vigas para continuar la edificación sobre el Arroyo Guazú. En el Iribú Cuá tam­bién se avanza en la estructura.

En el año 2017, como con­secuencia de las intensas y abundantes lluvias registra­das en los primeros meses, acarrearon el colapso de dos importantes viaductos en la provincia.

Uno de ellos ubicado al norte sobre la Ruta nacio­nal 12, en el kilometro 1116, sobre el arroyo Iribú Cuá, en el departamento de Itatí. El otro fue el ubicado sobre el arroyo Guazú, que une las ciudades de Esquina y Goya.

En ambos extremos de la provincia, desde hace tres años el cruce se encuentra restringido a una estructu­ra metálica (Bailey). El que permite el paso vehicular de una sola mano. Pero desde hace varios meses se ejecu­tan las obras definitivas de los puentes respectivos, tan­to en la zona de Itatí, como en Esquina, pero vienen de­moradas.

En este contexto, crecen las expectativas para este nuevo año, con nueva ges­tión de gobierno nacional, para la finalización de las obras de gran envergadura para la provincia. Así, Co­rrientes podrá contar con dos vías de comunicación importantes para la provin­cia.

Fuentes allegadas al dé­cimo distrito de la Direc­ción Nacional de Vialidad (DNV) confiaron, a NORTE de Corrientes, que “en abril de este año está previsto que culminen las obras del puente definitivo sobre el arroyo Iribú Cuá”. Al res­pecto explicaron: “En marzo estarían finalizados los tra­bajos, pero como se deben realizar los trabajos comple­mentarios de desarme del puente Bailey que se instaló provisoriamente en el lugar, creemos que en abril se ha­bilitará el cruce vial definiti­vo en la zona”.

Según el plan de obras la finalización de los trabajos de este puente estaba pre­vista para fines del año pasa­do, pero por un cambio en la planificación de las mismas se atrasó el trabajo

DEMORAS

Por otra parte, también se pudo saber que “esta sema­na llegaron a Esquina unas seis vigas de un total de 42, que tienen que ingresar para completar la totalidad de vigas que necesita el puente definitivo que se reconstru­ye sobre el arroyo Guazú”.

“Dentro del programa de obras está que continúen llegando más vigas, pero por ahora no está previsto que ingrese otro grupo. Solo las seis que llegaron. El plazo de finalización de obras es en agosto de este año”, ratificó la misma fuente. Y aclaró el porqué de las demoras: “Ahora se está reprograman­do la obra, la nueva gestión está viendo los planes de trabajos y asignando las partidas presupuestarias co­rrespondientes. Pero se es­tima que como es una obra priorizada, seguro tendrá los fondos disponibles para que finalice. Y agosto es la fecha probable si es que las bue­nas condiciones climáticas acompañan. Porque todavía están faltando algunos pilo­tes en el curso del agua que son los más complicados de ejecutar. Cabe recordar, que esta obra estuvo demorada a inicios del año pasado, de­bido a la crecida del río Co­rriente. s

El 8 de julio de 2017 se cayó el puente so­bre el arroyo Guazú, el que une a Esquina con Goya. La presión del agua durante una intensa lluvia hizo que la estructura del puente que une dos localidades del sur correntino se derrum­bara. Luego del hecho, a los cuatro días, se produjo la tragedia en la que falleció ahogado el misionero Rogelio Schwenig quien viaja­ba con su esposa Sonia Dzikosky en una Ford Eco Sport, desde Goya hacia Esquina. Sobre lo ocurrido aún no hay resolución judicial y sigue en suspenso la causa contra funcio­narios viales.

Tránsito reducido

El 19 de mayo de 2017 las abundantes lluvias gene­raron un aumento desmedido del caudal de agua del arroyo Iribú Cuá, lo que provocó la caída del puente ubicado en el kilómetro 1.116 de la Ruta nacional 12, en el departamento de Itatí, camino a Posadas. Esto había ocasionado también un importante socavamiento del viaducto, pérdida de parte de la calzada y el corte total del tránsito en la zona. Por ello se instaló un Bailey.

 

Fuente: Diario Norte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.