DestacadosLocalesPoliciales

Maleante armado intentó robar y vecinos lo redujeron a golpes

Un delincuente con amplios antecedentes de robo, resultó detenido después de que un grupo de vecinos lo redujera a golpes cuando pretendía cometer un asalto, en el barrio Santa Teresita de la ciudad de Corrientes.

Juan Carlos B., de 33 años, finalizó con diversas heridas a raíz de una paliza sufrida luego de que lo descubrieran tratando de cometer un atraco a punta de arma de fuego, informaron a época desde la Policía.

El incidente se produjo el viernes a la noche, en la intersección de las calles Francia y Necochea, sitio al cual el malviviente llegó en una motocicleta Honda CG Titán 125, roja.

Al parecer, luego de merodear por la zona, el motochorro decidió intentar cometer el ilícito. Primero, descendió del rodado -que dejó frente a una vivienda- y después caminó hasta una verdulería, indicaron desde la institución de seguridad.

Sin embargo, el accionar del malhechor quedó en “una tentativa”, ya que personas que estaban en las inmediaciones, de forma inmediata notaron lo que iba a suceder en el pequeño comercio.

En el momento de iniciar el ilícito, el ladrón nada pudo hacer para evitar la embestida de unos cuantos vecinos, que se abalanzaron sobre él y comenzaron a asestarle trompadas hasta quitarle un arma.

Pese a estar ampliamente superado, el delincuente ofreció resistencia, aunque sin lograr escapar. A la vez, otros testigos llamaron vía telefónica al sistema de emergencias 911 para alertar de lo que estaba sucediendo.
Efectivos de Patrulla de la comisaría Decimonovena, así como otro móvil con policías de esa seccional, acudieron en forma rápida al lugar de los hechos.

Apenas llegaron, encontraron a “varios civiles” rodeando al malhechor, quien se hallaba tirado en el suelo. Este fue identificado posteriormente como una persona “con antecedentes” y domiciliado en el barrio Primera Junta.

Las autoridades secuestraron un revólver calibre 32 y la motocicleta. En tanto, el ladrón, que presentaba lesiones principalmente en el rostro, fue conducido hacia el área de emergencias del Hospital Escuela. Allí, los médicos constataron que, si bien tenía varios hematomas, su estado no era grave.

Con la alta médica, el detenido quedó alojado en una celda de la comisaría Decimonovena.

Fuente: Diario época

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close