Ayer, minutos después de las 17, familiares y vecinos marcharon desde el Monumento a la Madre, en la localidad correntina de La Cruz, hasta la comisaría local en reclamo de justicia por el joven de 27 años, Juan A., internado por un cuadro de prolapso rectal Grado III.

Juan, tiene una afección que le detectaron poco después del procedimiento policial que tuvo lugar en su propia casa en esa localidad, tras una denuncia de sus hermanas por abandono de persona y maltratos hacia él por parte de su padre.

Ayer marcharon hasta la comisaría levantando carteles y a viva voz pidieron que la Policía actúe de oficio, y detenga al acusado de tan aberrante hecho.

“Queremos cárcel para el culpable. Pedimos justicia por este chico que hoy no tiene voz”, rezaron algunos de los carteles.

Cabe recordar que el Juzgado de Paso de los Libres recibió una denuncia por el hecho y actuó en consecuencia.
Sin embargo desde el núcleo familiar de Juan A. reclaman una rápida detención del padre del chico a quien acusan de los malos tratos.

Tal como se informó en este matutino, se hizo un reconocimiento por parte del propio Juzgado, con fotografías e información del lugar donde estaba Juan esposado.

Se trató de un recinto sin cielorraso, sin ventilador y en el cual lo mantenían encerrado con la puerta llaveada.

Al momento del procedimiento lo encontraron sin agua y sin comida en un ambiente contaminado por orina como por excremento. Al no poder movilizarse defecaba sobre sí mismo.

Trascendió que el joven se escapó por una de las ventanas de la casa y logró pedir ayuda a su hermana. Desde ese momento le brindaron asistencia médica.

“Lo mantenía cautivo, esposado, sin alimentos y con las heridas sin curaciones.

Es doloroso mirar en cualquier medio casos como este, y ahora me está pasando lo mismo”, publicó Mariel, hermana de Juan, en su cuenta de la red social Facebook.

Fuente: Diario época

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.