José María Candia murió ayer tras un enfrenamiento entre internos y fuerzas de seguridad en la Unidad Penal 1 de Corrientes. El primer informe forense determinó que el fallecimiento del reo se produjo por un disparo de arma de fuego.

Érica Maura, madre de Candía, dialogó de forma exclusiva con La Dos y contó que su hijo llegó a la Unidad 1 luego de haber sido condenado por el robo de un celular a su vecina. Comentó también que José María estudiaba y trabajaba dentro de la cárcel y que “nunca tuvo problema desde que llegó”.

A la vez, dijo que José María era ladrillero y que tenía su obraje. También indicó que tenía problemas de adicción y que estuvo internado en el hospital San Francisco. “No voy a justificar ni decir que mi hijo era bueno, pero él estaba pagando por lo que hizo y ahora quiero que paguen lo que le hicieron”, exclamó emocionada Maura.

Luego agregó: “A mi hijo lo condenaron como un gran delincuente y nunca le dieron la oportunidad para que cambie. Desde el primer momento lo condenaron”.

También contó que hace tres semana fue la última vez que lo vio a su hijo, pero que hablaban todos los días por teléfono. “Siempre me contaba que se iba ir a trabajar a Shonko porque de esa manera le iban a dar la condicional”, expresó Érica.

Posteriormente reveló que Candia le andaba pidiendo “los papeles de la escuela que tenía que entregar para irse a la secundaria”.

Al ser consultado si alguna vez su hijo le comentó que existían conflictos con los penitenciarios, respondió que solamente le contaba que había problemas con los del pabellón 10 y 3. “Siempre le decía que tenga cuidado”, resaltó Maura.

Por la huelga pacifica que venían llevando adelante los internos, su hijo le afirmó que “todos estaban haciendo la huelga de hambre para que le den la libertad condicional a aquellos que ya lo tenían”

En tanto, confesó que “tiene miedo” por su sobrino que también está preso en la Unidad Penal 1. “Quiero que les resguarden, porque temo por su vida”, exigió.

“El que está libre de pecado que tire la primera piedra”, dijo Érica Maura por las críticas que recibieron los internos y su hijo. “Como mamá he cometido miles de errores y a mis hijos les ensañaba que si robaba tenía que pagar por lo que hizo. Pero lo que más me duele es que siempre buscan a los más infelices”, subrayó.

Fuente: Radio Dos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *