Interior

Mas de 10 mil personas veneraron a San La Muerte en Empedrado

Más de 10.000 personas se movilizaron para rendirle culto a quien asegura ser “el más poderoso del santoral pagano correntino”.

Más de diez mil devotos de San La Muerte visitaron este martes el santuario ubicado a la vera de la ruta 12, en cercanías de la localidad correntina de Empedrado, para rendirle culto en su día.

En un santuario instalado bajo un tinglado, propiedad de una familia, los peregrinos arribaron este martes a rezarle a San La Muerte, entregarle ofrendas y pedirle salud, trabajo y protección.

Juana Barrios, dueña del lugar por herencia de su abuelo, destacó la presencia de gran cantidad de peregrinos y afirmó que San La Muerte “es un santo justiciero”.

“La gente le pide especialmente protección”, contó la mujer, y mencionó que entre las ofrendas recibidas hay desde botellas de whisky hasta cadenas de oro.

Además, dijo que los devotos “le rezan, hacen su pedido, se van y a los pocos meses vuelven a cumplir con él. Vienen de todo el país y también de Perú, Estados Unidos, México y otros países”,concluyó Barrios.

El Santuario de San La Muerte, lugar donde se realiza la celebración principal.

El licenciado en Antropología, Humberto Miceli, titular del Gabinete de Investigaciones Antropológicas (GIA) de la provincia, explicó a Télam que en fechas distintas se celebran dos entidades sobrenaturales: el 15 de agosto al Señor de la Muerte, y desde hoy, 20 de agosto, hasta el 23 a San La Muerte.

Algunas de las ofrendas que le dejaron los fieles a San La Muerte.

“Son diferentes iconografías, el esqueleto parado, con la guadaña, es el Señor de La Muerte”, es para “el maleficio y el que está sentado, es Jesucristo, el Señor de la Buena Muerte o San La Muerte”, diferenció.

Señaló que en el primer caso se le prenden velas negras y rojas, y en el segundo velas blancas y rojas, y que el poder del Santo “puede ser para hacer el mal o el bien”.

El templo de San La Muerte por dentro.

Sin embargo, aclaró que tal diferenciación “la hacen los curanderos, no tanto la gente”.

“Se ha producido una ruptura y se han mezclado”, dijo Miceli, y agregó que estas cuestiones suceden en la religiosidad, sobre todo cuando se va perdiendo la identidad cultural.

Finalmente, el antropólogo señaló que la veneración a San La Muerte se presenta con gran intensidad en la provincia.

“Tiene a Corrientes como centro nuclear, pero se fue propagando hacia otros lugares por el proceso migratorio”, concluyó.

 

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close