Días atrás, un joven se acercó a un kiosko en pleno centro para cargar la tarjeta de transporte SUBE. La empleada, por equivocación le acreditó 900 pesos más de lo pedido. El muchacho, en un gesto destacable, pagó la diferencia de la acreditación de carga.

Se trata de Marcos Morlio fue a cargar la sube,quien se acercó a un comercio ubicado por calle La Rioja, entre Junín e Yrigoyen, en pleno microcentro de la ciudad de Corrientes y la kioskera por error le termino cargando 1000$.

Percatado del error, y ante la posibilidad de sanción a la empleada del local, el joven ofreció ir pagando de a poco los 1000$ y lo cumplió, saldó la deuda involuntaria. Un gesto que merece ser destacado.

En su red social de Facebook, Morlio publicó el hecho:

 

La satisfacción de hacer lo correcto.

La chica ni se acordaba de mi, le descontaron, pero por suerte no la echaron.

Por poco se me pone a llorar 😅.

Todavía no caía en lo que pasaba,pero le dije que no se preocupara que le iba a ir pagando por que al final de todo ocupó la sube. Y entiendo el esfuerzo que cada uno le pone al trabajar y al conseguir trabajo.

Resumiendo esta historia.

Hagan lo correcto! !!

Los comentarios a favor no se hicieron esperar por el loable gesto que tuvo el joven al ir pagando la carga extra de la tarjeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.