Este fin de semana tendrán lugar las fiestas de egresados de la mayoría de los colegios secundarios. Se extenderán hasta el 22.

Como todos los años, entre noviembre y diciembre se realizan las fiestas de fin de año tanto para quienes finalizan sus estudios secundarios como así también los universitarios. Este año hubo una notoria baja de solicitudes de habilitación para este tipo de eventos según pudo confirmar este medio, pero lo cierto es que tras la culminación de la cena ahora es tiempo de recepciones.

NORTE de Corrientes dialogó con fuentes municipales que confirmaron que si bien durante el fin de semana pasado se realizó la primera, el mayor número comenzará este fin de semana. Si bien este medio no tuvo acceso a la información cobre la cantidad de eventos que han iniciado los correspondientes expedientes de habilitación, se pudo saber que el número de fiestas es menor al del año pasado cuando estuvieron habilitadas un total de 38 fiestas de recepción.

Lo cierto y concreto es que con ordenanza de alcohol cero vigente, las fiestas que incluyen la presencia de menores no podrán vender bebidas alcohólicas y los controles serán rigurosos, sobre todo uno vez finalizado cada evento.

Por lo cual se pudo confirmar que habrá controles previos al evento durante el mismo y también controles de tránsito al finalizar los eventos.

Los costos

Mientras las instituciones escolares y los tutores se esforzaron por bajar los costos uniendo diversas escuelas en una misma fiesta, la realidad es que las familias deberán pagar importantes sumas de dinero para participar del tradicional evento.

Según pudo saber este matutino, el valor de las entradas en promedio van desde $600 hasta $1.500 dependiendo del lugar y la cantidad de invitados. A eso se debe sumar la inversión del traje o vestido, zapatos, maquillaje y peluquería para madres y chicas, lo que implica un gasto muy importante.

Desde una de las empresas organizadoras de este tipo de eventos, destacaron que en comparación con años anteriores la venta de entradas este año mostró una fuerte caída, situación que preocupa a los organizadores, quienes analizan nuevas opciones de cara al 2020, ya que aseguran que la rentabilidad cayó fuertemente.

A pocos días del inicio de las Fiestas, las familias ajustan el bolsillo para hacer frente al evento y buscan alternativas para resolver los gastos más importantes y poder disfrutar de una de las noches más esperadas durante largo tiempo.

Fuente: Diario Norte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.