La orden judicial determinó que la fecha para retirarse es el 12 de mayo. Serán recibidos por el subsecretario de Derechos Humanos y por la Defensora de Pobres y Ausentes de la provincia.

Unas 60 familias recibieron órdenes de desalojo en el asentamiento del barrio Quilmes este miércoles. Por eso salieron a la calle a protestar.

Hicieron una olla popular y un piquete con la distancia adecuada para respetar las medidas sanitarias impuestas por la emergencia por el coronavirus. El lunes serán recibidos por el subsecretario de Derechos Humanos Manuel Cuevas y el viernes la Defensora de Pobres y Ausentes de la provincia, Nora Maciel.

La orden de desalojo lleva la firma de la jueza María Cristina Sánchez del Juzgado Correccional n° 2. “Hace 5 años que estamos acá. Nunca nadie habló con nosotros. De acá no nos vamos a ir. Vamos a seguir reclamando. Hicimos una olla popular y un piquete guardando la distancia. Todos estamos con barbijos”, dijo una vecina del lugar.

De acuerdo a la orden judicial las 60 familias deberán dejar el asentamiento para el 12 de mayo. Pero no están dispuesto a hacerlo.

Fuente: El Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *