Los delincuentes habían saltado el muro perimetral, pero los vecinos del establecimiento educativo los habían visto cuando se estaban alejando con los pesados elementos. Se trata de dos enrejados de desagüe exterior.

Dos delincuentes cayeron en manos de la Policía segundos antes de lograr vender en una “Chacarita” dos enrejados que acababan de robar de un desagüe del interior de un colegio secundario ubicado en el barrio Fray José de la Quintana de la capital correntina. La alerta dada por parte de los vecinos del establecimiento educativo, sumada a la rapidez en el accionar de los uniformados, permitió la captura de los maleantes que quedaron a disposición de la Justicia.

 

Fue ayer pasadas las 13, cuando la dos delincuentes habrían trepado el muro perimetral del colegio N°956 “Medalla Milagrosa”, ubicado por calle 216, entre Yugoslavia y J. J. Vallejos, y decidieron llevarse dos tramos del enrejado metálico de un desagüe exterior. Toda la acción estaba siendo observada por varios vecinos del colegio que alertaron a la Policía a través del grupo de seguridad de WhatsApp y que permitió movilizar al móvil C-338 que patrullaba la zona a unas cuadras, los que respondieron al llamado desde su base en la Comisaría Décimo Tercera.

Tras un breve patrullaje, los policías observaron a la distancia y a la carrera a dos sujetos llevando consigo los elementos metálicos, similares a los descriptos como sustraídos del establecimiento educativo, y de inmediato dieron alcance a los sospechosos. Con el fin de evitar el arresto, los delincuentes se despojaron de la carga y corrieron hacia el interior de un predio de reciclaje de chatarras y otros elementos, conocido en el lugar como la “Chacarita”, ubicado por calle Julio Verne al 4600, donde justamente iban a comercializar los dos enrejados; pero fueron más rápido los policías que les cerraron el paso y lograron reducirlos poniéndolos bajo arresto.

 

Finalmente, los dos enrejados de aproximadamente tres metros de largo por cincuenta centímetros de ancho cada uno fueron puestos a resguardo y traslados a la comisaría, juntamente con Fabio Nicolás G. de 27 años y su cómplice Maximiliano Iván M. de 30 años, autores del robo. La causa fue iniciada de oficio por la Justicia como “supuesto hurto calificado por escalamiento capital”. La directora del colegio realizó la denuncia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *