El tenista suizo Roger Federer anunció su retiro para después de la Laver Cup, que se disputará la semana que viene. Lo hizo a través de las redes sociales.

Roger Federer anunció que se retira del tenis profesional. El tenista, considerado uno de los mejores de todos los tiempos y ganador de 20 torneos de Grand Slam, confirmó que dejará el deporte profesional después de participar en la Laver Cup, que se realizará la próxima semana en la ciudad de Londres.

“La Copa Laver de la próxima semana en Londres será mi último evento ATP. Jugaré más tenis en el futuro, por supuesto, pero no en Grand Slams ni en el circuito”, dijo en una carta que publicó en sus redes sociales junto con un video.

De esta manera, Federer le pondrá punto final a una gloriosa carrera desde el próximo 23 de septiembre en el reconocido estadio O2 Arena. Dentro de los atractivos que presentó el certamen será volver a ver al histórico Big Four: Roger, Rafael Nadal, Novak Djokovic y Andy Murray compartiendo el mismo equipo que será liderado por la leyenda Björn Borg.

En las últimas semanas, la prensa suiza había indicado que al ex número 1 del mundo se le había vuelto a acumular líquido en la rodilla que le fue operado, y eso habría sido clave para analizar los pasos a seguir en su trayectoria, que acumula un récord de 1251 triunfos y sólo 275 derrotas. Además de los títulos en los grandes torneos, Roger también se dio el gusto de ganar un oro olímpico en Beijing 2008 (dobles), una plata en Londres 2012 (singles) y la Copa Davis con el equipo de Suiza en 2014. En total, cosechó 103 títulos.

“De todos los regalos que el tenis me dio a lo largo de los años, el mejor de todos, sin dudas, ha sido la gente con la que me he cruzado en el camino: mis amigos, mis rivales, y sobre todo los fanáticos que dan vida al deporte”, dijo en un fragmento de su carta.

“Los últimos tres años se me han presentado desafíos en forma de lesiones y cirugías. He trabajado duro para volver a mi mejor versión competitiva. Pero también conozco las capacidades y los límites de mi cuerpo, y su mensaje hacia mi estaba claro. Tengo 41 años. He jugado más de 1500 partidos en los últimos 24 años. El tenis me ha tratado más generosamente de lo que soñé, y ahora debo reconocer que es tiempo de terminar mi carrera competitiva”, agregó en su comunicado para anunciar que su carrera llegó a su fin.

El discurso completo de Roger Federer

Para mi familia del tenis y demás, de todos los regalos que el deporte me ha dado a lo largo de los años, los mejor sin duda fue la gente que conocí a lo largo del camino: mis amigos, mis rivales y más importante los fans que le dan vida al tenis.

Hoy, quiero compartir unas noticias con todos ustedes. Como muchos ya saben, en los últimos tres años se presentaron desafíos en forma de lesiones y operaciones. Trabajé duro para regresar a una forma plena competitiva pero también me di cuenta que las capacidades y limitaciones de mi cuerpo me enviaron un mensaje que últimamente está más que claro.

Tengo 41 años. Jugué más de 1500 partidos a lo largo de 24 años. El tenis me trató de una manera tan generosa que nunca me imaginé y ahora tengo que reconocer cuándo es el momento de cerrar mi carrera competitiva.

La Copa Laver de la próxima semana en Londres será mi último evento ATP. Jugaré más tenis en el futuro, por supuesto, pero no en Grand Slams ni en el circuito.

Es una decisión agridulce porque voy a extrañar todo lo que me dio el circuito. Pero al mismo tiempo, hay muchas cosas que celebrar. Me considero como una de las personas más afortunadas de la tierra. Me dieron el talento especial de jugar tenis y lo hice a un nivel que nunca imaginé por más tiempo de lo que hubiese proyectado.

Me gustaría agradecerle especialmente a mi maravillosa esposa Mirka, quien me acompañó en cada minuto. Me ayudó a entrar en calor antes de finales, vio incontable cantidad de partidos hasta estando embarazada de ocho meses y solidificó el apoyo de mi equipo de trabajo. También agradecer a mis maravillosos cuatro hijos por apoyarme, siempre listos para explorar nuevos lugares y creando hermosos recuerdos a lo largo del camino. Ver a mi familia alentándome desde las tribunas es un sentimiento que voy a guardar siempre.

También quiero agradecer y reconocer a mis queridos padres y a mi hermana, sin ellos nada hubiera sido posible. Un enorme agradecimiento a los entrenadores formadores que siempre me guiaron en la dirección correcta… ¡Hicieron un trabajo maravilloso! A la Federación de Tenis Suizo, por creer en mí desde muy joven y darme un inicio ideal.

Realmente quiero agradecer y reconocer a mi maravilloso equipo, Ivan, Dani, Roland y particularmente a Seve y Pierre, quienes me dieron los mejores consejos y siempre estuvieron para mí. También a Tony por manejar de manera creativa mi marca por más de 17 años. Son todos increíbles y amé trabajar con ustedes cada minuto.

Quiero agradecer a mis leales patrocinadores, que son realmente como compañeros para mi; y a los equipos y torneos del ATP Tour, que constantemente nos reciben con amabilidad y hospitalidad.

También quiero agradecer a todos mis rivales en la pista. Tuve la suerte de jugar muchos partidos épicos que nunca olvidaré. Hemos batallado de manera justa, con pasión e intensidad, y siempre di lo mejor de mí para respetar la historia del tenis. Estoy extremadamente agradecido. Nos empujamos los unos a los otros, y juntos llevamos el tenis a otro nivel.

Sobre todo quiero ofrecer un agradecimiento especial a mis increíbles aficionados. Nunca van a saber cuánta fuerza y fe me han dado. La inspiradora experiencia de caminar en estadios llenos ha sido una de las más emocionantes de mi vida. Sin ustedes, esos éxitos se hubieran sentido solitarios, pero estuvieron llenos de alegría y energía.Los últimos 24 años en el circuito han sido una aventura increíble. Mientras que a veces se siente como si todo hubiera pasado en 24 horas, también todo fue tan profundo y mágico que se siente como si ya hubiera pasado toda una vida.

He tenido la inmensa fortuna de jugar frente a ustedes en más de 40 países diferentes. Me reí y lloré, sentí alegría y dolor, y principalmente me sentí vivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.