A casi un mes del inicio del aislamiento social obligatorio, el efecto de la pandemia se hace sentir con fuerza también en otro campo social: el económico. Y en las localidades el difícil panorama es similar o acaso peor que en la Capital provincial.

Esto se debe a que en muchos lugares, el distanciamiento de los centros de suministros, principalmente de mercaderías, sumado al parate en la producción agro-ganadera provoca un grave estancamiento en las economías regionales. En este marco San Isidro, comenzó a implementar políticas para paliar el ahogo financiero a comerciantes y vecinos. En general anulando el cobro de los servicios o prorrogando las fechas de vencimiento de pagos de impuestos, entre otros mecanismos.
ión
En el caso de la comuna mencionada, San Isidro, el Consejo Deliberante aprobó los proyectos presentados por la intendenta local Vilma Ojeda (ordenanza N°132) la que prorroga por un mes los vencimientos de los impuestos al automotor, ciclomotor e inmobiliario y mantiene el beneficio del 50 por ciento de descuento para quienes lo hagan, ahora, hasta el 31 de mayo inclusive.

Ajustan medidas de prevención
En tanto en otra ordenanza (N° 133) a su vez, se prohíbe el ingreso a dicha localidad de San Isidro de toda persona que no resida en esa jurisdicción y que acuda hasta allí a comercializar cualquier tipo de producto o servicio, “hasta tanto no culmine el periodo de aislamiento, social y obligatorio”, sostiene la ordenanza.

Esto significa que solo podrán abastecerse los comercios locales pero se prohíbe el reparto al menudeo o casa por casa, de comerciantes externos, algo habitual en varios lugares de Corrientes. La restricción es claramente para evitar el contacto entre personas ajenas y el posible contagio de enfermedades, principalmente el coronavirus. No obstante, continuamente se realizan controles rigurosos a cada vehículo y sus ocupantes que llega a la localidad y se desinfectan los mismos al ingresar así como se les exige el respectivo permiso para circular, comercializar y demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *