Son intensamente buscados y se caracterizan por sus serios antecedentes penales, según dieron a conocer fuentes del caso.

Las autoridades policiales buscan intensamente a dos presos considerados peligrosos que este jueves lograron escaparse de una cárcel de la provincia de Corrientes, informaron fuentes extraoficiales a El Litoral.

Se trata de dos presos caracterizados por serios antecedentes penales, que lograron fugarse de la alcaidía de San Luis del Palmar este jueves durante el mediodía, según pudo saber El Litoral.

En estos momentos se llevan adelante intensos operativos en la ruta N° 5 y controles en el barrio Laguna Brava de Corrientes.

Los internos fueron identificados como Juan Eduardo Encina apodado, “Guanaco”, y Darío Alejandro Beo.


Quizás también te interese:


De acuerdo con el relato de una mujer que vive en cercanías de la cárcel y fue testigo de la evasión, los reclusos saltaron por el patio de su casa.

“Saltaron el muro”, dijo la vecina en un audio al que accedió El Litoral este jueves.

Además, sostuvo que otra vecina vio a una mujer vestida de negro a bordo de una moto esperándolos.

“Uno estaba sin remera y el otro tenía una remera roja”, indicó la testigo y especificó que “andan en una moto chiquita blanca”.

El “rey de la fuga”

“Guanaco” Encinas, quien está privado de su libertad por violación, homicidio y robos a mano armada, cuenta con varios antecedentes de fuga.

El 9 de mayo de 2004 se había escapado de la alcaidía de San Luis del Palmar junto a otro preso y fue recapturado una semana después.

El 21 de noviembre de 2005 logró huir de la Unidad Nº 6 de San Cayetano, tras alcanzar el alambrado perimetral, que se encuentra a una importante altura con cerco de púa en la parte superior.

El plan de fuga incluía a un compañero que no pudo cruzar y fue atrapado a tiempo por el personal de guardia.

En ese escape, “Guanaco” cayó un mes más tarde, cuando efectivos de la Dirección de Investigación Criminal y de la División Comando de Patrulla y Prevención lo hallaron escondido en la casa de su hermana ubicada en el barrio San Gerónimo.

Su tercera fuga la emprendió el 3 de mayo de 2007 tras violentar los barrotes de la celda de la Comisaría Sexta donde se alojaba y lo recapturaron 56 días después en Posadas, a través de un amplio operativo de la Policía en conjunto con la Brigada de Investigación de la provincia de Misiones.

Fuente: Diario Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.