Interior

Torturaron y robaron a dos ancianos en un poblado sitiado por el coronavirus

Una mujer de 72 años y un hombre de 76, ambos hermanos, fueron atacados a golpes por al menos tres individuos enca­puchados que ingresaron a la vivienda en la que residen en la Colonia la Venta, del paraje San Gregorio a unos 8 kilómetros del centro de la ciudad de Mocoretá, localidad que está aislada por un brote de coronavi­rus.

El hecho ocurrió ayer a las 7 cuando los delincuentes ingresaron a la vivienda en la que residen Olga y Orlando Beber. En ese momento la mujer se hallaba en el corral donde alimenta a sus animales y fue tomada por uno de los maleantes armados que la llevó adentro de la vivienda, donde los otros dos ya habían maniatado a su her­mano. Tras inmovilizarlo lo torturaron con golpes y con una plancha caliente con la que le quemaron las manos y la nariz mien­tras le pedían que entregue todo el dinero que había en la casa. Para amedrentarlo, agredían a la mujer con golpes y descar­gas eléctricas. Finalmente se llevaron unos $10.000 y armas de fuego.

El hecho fue descubierto aproximada­mente a las 10 por dos trabajadores que habían llegado para cumplir con sus tareas habituales y hallaron a las víctimas en el in­terior de la vivienda.

Los vecinos dieron aviso a la Policía y se inició una investigación al respecto. Como resultado de esto hubo cuatro demoras. “Quienes fueron aprehendidos no están de­tenidos, sino demorados en el marco de las averiguaciones”, dijeron fuentes policiales.

En medio de la cuarentena obligatoria decretada en ese poblado del sur provincial donde existe un brote de coronavirus, los vecinos salieron a la calle para pedir res­puestas a las autoridades judiciales y po­liciales. Denuncian que desde hace nueve meses existe una seguidilla de hechos de robos violentos y que además aumentó la cantidad de kioscos en los que se comercia­lizan estupefacientes.

Lejos de acatar las medidas sanitarias, más de un centenar de vehículos circula­ron por las calles y con bocinazos hicieron notar su descontento por los hechos de inseguridad, al tiempo que se organizaban para “hacer justicia” y esclarecer por sí mis­mos el aberrante episodio delictivo de los que fueron víctimas los ancianos. Ante la situación, además, se organizaron para ha­llar a los maleantes y con armas recorren los campos aledaños para dar con ellos. En tanto desde Mercedes se movilizó una treintena de efectivos del Cuerpo Especia­lizado hasta la localidad para contener la movilización.

Fuente: Diario Norte

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close