Un portero de nombre Alberto Monzón evitó que la escuela N°353 “Feliz Maria Gómez” sea desvalijada por un grupo de mal vivientes.

El intento de robo se dio el miércoles por la noche cuando Monzón se fue a revisar el colegio y en ese momento se encontró con los ladrones, quienes violentaron varios armarios del lugar como así también a la cantina de la institución.

De esa manera, ese humilde trabajador impidió que los ladrones logren su objetivo, y gracias a él la escuela no sufrió un robo, en el que se podrían haber llevado las computadoras del establecimiento.

La Dos pudo averiguar que Alberto Monzón no cobra ningún tipo de sueldo por parte del Estado, y su ingreso económico depende de la cooperadora del colegio en donde cumple la función de portero y, además, anoche se puso la capa de héroe.

Fuente: Radio Dos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.