El damnificado denunció que al menos cuatro delincuentes ingresaron a la casa donde estaba su madre sola.

Sin disparar un solo tiro y actuando como verdaderos profesionales, un grupo de delincuentes vestidos como policías robaron en pocos minutos 240 mil dólares a un productor de limones de la localidad de 3 de Abril, Se llevaron los ahorros de toda su vida.

El hombre, identificado como Juan Romero, dijo que la banda se alzó con 240.000 dólares en efectivo, dinero que iba a destinar a una inversión inmobiliaria para sus hijos.

El hombre, que reside en la Colonia 3 de Abril, confirmó que los asaltantes llevaban puestos uniformes similares a los de la Policía Provincial y que ocultaban sus rostros con capuchas.

La banda irrumpió cuando en la casa sólo se hallaba la madre del chacarero, quien fue encañonada con armas de fuego. Romero dijo que esa noche se había quedado a dormir en una vivienda que tiene en la ciudad de Bella Vista.

El hombre contó que “todo ocurrió en la madrugada del domingo, cerca de las 4 de la mañana. En la casa estaba mi madre sola, se despertó y le pareció ver una sombra. Cuando se dio cuenta tenía con ella a un tipo vestido de policía, con capucha”, relató Romero en Radio Dos.

El productor agregó que la mujer no escuchó ningún ruido raro y que alcanzó a ver que eran cuatro los que estaban dentro de la casa. “Mamá le preguntó quién era y el hombre le dijo que eran de la Policía”, sostuvo Romero.

“Pistola en mano, el tipo le dijo a mi madre que haga bien las cosas, que se quedara tranquila, que no le iba a pasar nada. Y los otros empezaron a desordenar la casa: rompieron todo, desarmaron todo a las patadas”, relató Romero.

Después de un rato “encontraron la plata de 22 años de ahorro. Estaba en un lugar de la casa porque hace poco la saqué de la caja de seguridad de un banco porque quería comprar un terreno y hacer departamentos para mis hijos”, contó Romero, quien tiene pocas esperanzas de recuperar el dinero.

Sobre el robo, dijo que en la zona hace un tiempo opera una banda que usa uniformes policiales y ocultan sus rostros con capuchas. Y aventuró que detrás del grupo “hay un expolicía que maneja todo”.

En su denuncia, Romero dijo que la banda se movilizaba en dos autos blancos y que esos datos los obtuvo tras realizar una investigación propia en la zona.

El chacarero además sospecha que hubo un entregador. Y apuntó a un amigo. “En realidad, una persona que pensé que era mi amigo, que es discapacitado. Siempre fue un bandido, le cortaron una pierna, yo le di una mano y pensé que tenía códigos”, afirmó.

El hombre sospecha que en realidad los delincuentes llegaron a su finca en busca de los 750.000 pesos que había percibido la semana pasada al tomar un crédito blando para paliar los efectos de la sequía y poder continuar produciendo. “Yo creo que esa plata es la que vinieron a buscar, pero se encontraron con el Gordo de Navidad”, afirmó.

Romero dijo que más allá del trauma psicológico, su madre no resultó herida en el robo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.