Un hombre ingresó en el Hospital Mariinsky en San Petersburgo, Rusia, el 31 de octubre en estado grave, con dolor intenso y pérdida de conocimiento. Durante la operación, los cirujanos sacaron un enorme juguete sexual de los intestinos del paciente y lo capturaron en una foto y video.

El caso se volvió viral cuando los médicos publicaron las imágenes en Internet, motivo por el cual los acusan de haber dejado de lado la ética profesional.

https://twitter.com/Dr_Otorongo/status/1203687775020691457?s=20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.