Los puntos de venta fijos del gas subsidiado siguen siendo la opción más elegida, ya que el valor de un tubo es de 340 pesos en promedio. En las plantas distribuidoras el producto está casi al mismo precio, pero con el envío a domicilio se va a más de $400.

En la ciudad comenzaron a implementarse, desde mediados de este año, “puntos fijos” de venta de la garrafa social que el Gobierno provincial ofrece de manera itinerante en distintas localidades, según un cronograma. El tubo de 10 kilogramos, el más solicitado, cuesta $340 pesos en estos lugares; un monto mucho más bajo de lo que se puede hallar en cualquier kiosco barrial, ya que estos comerciantes deben adquirir el producto en las plantas distribuidoras, y aplicar un aumento para obtener su ganancia.

Desde el Ministerio de Desarrollo Social comentaron a El Litoral que los puntos fijos se mantienen con un alto nivel de comercialización en sus diferentes lugares. Si bien comenzaron con cinco y ahora son cuatro, destacaron que los vecinos prefieren buscar las garrafas en estos lugares para pagar más barato que en los kioscos de sus barrios. Asimismo, también se evitan el cobro del envío a domicilio por parte de las distribuidoras, que provocan que el tubo supere los 400 pesos en la mayoría de los casos. Aunque no hay números precisos, se estima que el expendio se mantiene al igual que en julio: alrededor de 10 tubos por día, por cada comercio.

Vale detallar que los puntos de venta fijos de la garrafa social son en Rafaela y Ricardo Gutiérrez (detrás del Colegio Figuerero); Güemes y Suiza; avenida Alta Gracia 2502; y Cuba y Medrano. Asimismo, la venta itinerante se encuentra desde ayer por el interior, más precisamente en Alvear y zonas adyacentes. De acuerdo al cronograma, esta modalidad seguirá hasta el viernes.

Fuente: Diario Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.