En un contexto donde el coronavirus se expande en el mundo y los habitantes de muchos países temen por su salud y su vida, el doctor Alberto Cormillot debió retirarse de Radio Mitre en medio de un sospechoso cuadro.

La noticia se dio en “Intrusos” (América) y detallaron que el profesional, cada mañana, realiza una columna para el programa radial de Marcelo Longobardi pero que esta semana, Cormillot se descompuso y debieron solicitar asistencia médica.

El médico y su flamante esposa llegaron, hace pocos días, de su luna de miel en Cuba y, si bien en ese país no se registró ningún enfermo todavía, el hecho de haber estado en algún aeropuerto lo convierte en un caso para analizar.

https://www.instagram.com/tv/B9kBPqRjfQJ/?utm_source=ig_web_copy_link

Una de las panelistas de “Intrusos”, Marcela Tauro comentó que ella también trabaja en Mitre y, que luego de la recaída del médico, desinfectaron toda el área y extremaron las medidas de limpieza.

La panelista comentó: “El doctor vino hace poco de su luna de miel, hoy estuvo en la radio y se sintió mal. Al parecer no tenía fiebre pero le dolía mucho la panza…Mandó a aclarar que si lo internan sería por un problema de hidratación, pero como es cauteloso se mandó a hacer todos los estudios”, agregó.

Pero Tauro dejó en claro que el nutricionista padecía gastroenteritis y fue preservado por precaución hasta tener los resultados finales del test de coronavirus.

https://www.instagram.com/p/B9h9t9Fj8fG/?utm_source=ig_web_copy_link

El médico emitió un comunicado señalando que hoy se fue a su casa porque se sentía mal, pero que no tiene síntomas relacionados al virus mencionado.

Un fuerte rumor sobre la salud de Alberto Cormilot corrió este martes a la tarde que informaba que el médico tenía coronavirus. Todo surgió de la rápida salida del profesional del programa de radio donde se encontraba a la mañana.

Horas más tarde, el propio Cormillot subió un video a su cuenta de twitter donde negó la versión: “Hoy me fui del programa de Marcelo Longobardi a las 6.15 de la mañana, me sentía mal, creí tener fiebre… y me fui”, empezó señalando el médico. Y agregó: “Me vine a casa, tengo una gastroenteritis”.

Ante las versiones que indicaban que tenía un cuadro similiar al virus que se está propagando en diversos países y ya tiene varios enfermos en la Argentina, el propio médico desmintió la versión: “No tengo ningún síntoma respiratorio, no tengo fiebre, no tengo tos, no tengo dificultad para tragar”, sostuvo. “Me habían recomendado reposo, pero estoy yendo a una reunión que tiene que ver con el coronavirus y que me interesa. Quiero hacer todo lo posible por colaborar en este momento. Ni yo vine de Japón, ni mi novia de España, ni yo tengo coronavirus”, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.