La boxeadora británica April Hunter estuvo de vacaciones junto a su pareja en las Islas Maldivas y aprovechó para dejar un mensaje, a través de su cuenta de Twitter, criticando las leyes contra los homosexuales que todavía rigen en la región: “”Todavía es ilegal ser gay en las Maldivas y en otros países musulmanes. Este es nuestro pensamiento”, escribió.

El texto estuvo acompañado de un documento contundente: una foto en la que se besaba con su pareja en el mar. De todas maneras, después Hunter decidió borrar el mensaje por miedo a represalias de las autoridades de ese país, pero ya era demasiado tarde para evitar la viralización que obtuvo.

En ese país paradisíaco, la homosexualidad es considerada un delito. Existen penas que aumentan en diversas escalas. A pesar de que las fuerzas de seguridad no persiguen a los turistas, ya que son la principal fuente de ingresos de la isla, hace unos años existió un caso en el cual detuvieron a dos turistas homosexuales.

Al regresar a su país, la británica volvió a postear un nuevo mensaje en contra de la Ley Islámica que sigue en vigencia en la Maldivas y niega derechos a colectivos como las mujeres o los homosexuales. Pero finalmente, también decidió borrarlo.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.