Se indicó que los agentes intervinieron, ya que los equinos eran golpeados y, al querer confiscarlos, ocurrió la pelea. Un agente fue lesionado con un machete. Cinco demorados.

 

Un agen­te de la Po­li­cía Ru­ral (PRIAR) fue he­ri­do con un ma­che­te, du­ran­te un pro­ce­di­mien­to ocu­rri­do en la ciu­dad de Co­rrien­tes, cuan­do acon­te­ció el en­fren­ta­mien­to en­tre agen­tes po­li­cia­les y “ca­rre­ros” en ho­ras de la tar­de.

Pre­sun­ta­men­te to­do ha­bría ocu­rri­do por­que los ci­vi­les fue­ron vis­tos mal­tra­tan­do a tres ca­ba­llos, al­re­de­dor de las 19 del sá­ba­do, en el ba­rrio Es­pe­ran­za.

Al ob­ser­var la es­ce­na, se­gún in­di­có el par­te po­li­cial, los efec­ti­vos del PRIAR de­ci­die­ron iden­ti­fi­car a los “ca­rre­ros”, que en to­tal eran cin­co, y res­guar­dar al trío de equi­nos. En ese sen­ti­do, los po­li­cí­as in­di­ca­ron que la can­ti­dad de per­so­nas arri­ba del ca­rro le sig­ni­fi­ca­ba un “pe­so ex­ce­si­vo” pa­ra los ani­ma­les.

En cues­tión, el in­ten­to de los po­li­cí­as de con­fis­car los ca­ba­llos pro­vo­có la re­ac­ción de los “ca­rre­ros”, quie­nes co­men­za­ron a en­fren­tar­se con gol­pes de pu­ño con­tra los uni­for­ma­dos.

Uno de los hom­bres, ar­ma­do con un ma­che­te, efec­tuó dos gol­pes con el ar­ma blan­ca a un agen­te po­li­cial, pro­vo­cán­do­le un cor­te en la ma­no iz­quier­da y le­sio­nes en la es­pal­da. Al ver es­to, otro uni­for­ma­do efec­tuó un dis­pa­ro con ba­las de go­ma con­tra el vio­len­to, hi­rién­do­lo y ha­cién­do­lo ce­sar. Así es que lue­go de la si­tua­ción ex­tre­ma, los po­li­cí­as de­mo­ra­ron a los cin­co hom­bres, en­tre los cua­les se en­cuen­tra un me­nor. El in­for­me po­li­cial in­di­có que el “ca­rre­ro” que ha­bría he­ri­do al po­li­cía con un ma­che­te fue iden­ti­fi­ca­do co­mo “Mo­qui” Ra­mí­rez, de 38 años, quien re­gis­tra­ría al­gu­nos an­te­ce­den­tes pe­na­les.

Los dos he­ri­dos que re­sul­ta­ron de la gres­ca, el “ca­rre­ro” y el po­li­cí­a, fue­ron lle­va­dos al Hos­pi­tal Es­cue­la pa­ra que re­ci­bie­ran aten­ción mé­di­ca. Las le­sio­nes de am­bos son le­ves. Lue­go “Mo­qui” que­dó de­mo­ra­do.

En ese sen­ti­do, a los adul­tos que fue­ron lle­va­dos a la co­mi­sa­ría se les ini­ció una cau­sa por mal­tra­to ani­mal, el cual es­tá pe­na­do en la Ley 14.346, que es­ta­ble­ce con­de­nas que van de 15 dí­as a un año de cár­cel. De­be re­cor­dar­se que no es el pri­mer ca­so de la se­ma­na, en la que un po­li­cía es he­ri­do con un ar­ma blan­ca du­ran­te un pro­ce­di­mien­to. Jus­ta­men­te ha­ce unos dí­as atrás, en la ciu­dad de Vi­ra­so­ro, un agen­te fue le­sio­na­do en una pier­na cuan­do un sos­pe­cho­so que iba a ser de­te­ni­do, ex­tra­jo un ar­ma blan­ca e hi­rió al uni­for­ma­do. Es­to ocu­rrió du­ran­te el alla­na­mien­to a una vi­vien­da sos­pe­cha­da de aco­piar ob­je­tos ro­ba­dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.