Los distintos sectores que están paralizados por la cuarentena acercaron sus propuestas a la Provincia, ante una eventual flexibilización de ciertas actividades. Desde Apicc plantearon la posibilidad de que los negocios abran de 9 a 14. Señalan que deberán repensar la atención al cliente.

Se espera que en las próximas horas se concrete un encuentro por videoconferencia entre el Presidente y los gobernadores, y que desde este intercambio se termine de resolver de qué modo continuará la cuarentena a partir del lunes 27.

En este contexto, el Estado provincial recibió durante los últimos días los aportes y propuestas de los representantes de distintos sectores, cada uno señalando su realidad y cómo visualizan el posible regreso a la actividad.

La Asociación de la Producción, Industria y Comercio de Corrientes (Apicc) fue una de las entidades que acercó sus ideas, entre las que se encuentra justamente restringir el horario de atención de los locales desde las 9 a las 14, evitando de esta manera que los potenciales clientes se muevan por la ciudad durante todo el día.

“El Gobernador se nutre de la información que le enviamos y lo que hicimos fue dar nuestro punto de vista de cómo podemos colaborar en esta situación”, reveló a El Litoral, el gerente de Apicc, ingeniero Carlos Vassallo.

Señaló que resulta clave considerar una serie de factores para la reapertura de los comercios. En primer lugar, tomar todas las medidas necesarias para cuidar la salud de los trabajadores y los clientes, “se tiene que decidir cómo será la atención al público, cumpliendo el distanciamiento social y lo establecido en el protocolo de la Municipalidad de Corrientes”, indicó.
Al respecto, comentó por ejemplo que uno de los planteos que hicieron tuvo que ver con las divisorias de vidrio. “A pedido de los socios, se señala el costo y el riesgo que implica y que existen otras alternativas como el acrílico”, agregó.

Desde Apicc también se refirieron a la necesidad de que las entidades bancarias atiendan por ventanilla a los empresarios del sector, habilitando operatorias imprescindibles para retomar la actividad privada.

Apoyo estatal

Desde Apicc destacaron las decisiones tomadas por el Estado nacional y provincial para atenuar la situación que están atravesando las pequeñas y medianas empresas. En especial el anuncio de que la Nación pagará el 50% de los sueldos del sector privado.

Igual señalan cierta preocupación ante la posibilidad de que un segmento de firmas quede afuera del beneficio, por incumplir con un requisito planteado en el decreto en relación a la comparación en la facturación nominal entre el 2019 y 2020.

“Estamos gestionando ante autoridades nacionales para que el beneficio sea proporcional a la pérdida que tuvo el empresa”, comentó Vassallo, respecto a este punto que podría complicar a una parte de las Pymes.

Fuente: Diario Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *