Jason Greaves, de 28 años, llegó a su casa ansioso por devorarse un Papa Noel de chocolate que había comprado y se encontró con una sorpresa en su interior

Dicen que en vísperas de navidad siempre suceden milagros o sorpresas inesperadas. Jason Greaves, joven de la ciudad británica de Lancashire, puede dar fe de esa premisa. En este caso, fue una “dulce sorpresa navideña”, ya que tras romper -con el entusiasmo que amerita romper este tipo de golosinas- al Papa Noel de chocolate, descubrió que tenía un inusual pene en su interior.

Lo primero que atinó a hacer Jason, fue llamar a su compañera Candice para mostrarle el particular hallazgo. La joven no pudo contener las carcajadas al ver los atributos del Santa de cacao y, mientras reía sin parar, le tomó algunas fotos para la posteridad.

Luego de compartir el descubrimiento con amigos y familiares, la pareja decidió comunicarse con la empresa de golosinas para informarles de que podían estar ante un lote defectuoso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.