Nacionales

Convocaron a 3000 trabajadores y solo se presentaron tres

Es para la cosecha de la vid, nuez y oliva. La mayoría cobra planes del Estado nacional y, al tomar este tipo de trabajo, deben renunciar al otro beneficio.

En Chilecito, La Rioja, el malestar lo instaló el propio intendente, Rodrigo Brizuela y Doria, quien debió utilizar los medios de comunicación para exponer un problema que padece la localidad desde hace años.

A fines de enero, las autoridades de Chilecito, La Rioja publicaron una bolsa de trabajo rural que buscaba recibir solicitudes de hasta 3.000 personas para la cosecha de la vid, la nuez y la oliva. Sin embargo, el intendente comunicó lo impensado: el primer día sólo se presentaron tres personas.

Según señaló el secretario de Gobierno, Ramón Carrizo, el problema más grande es que la mayoría cobra planes del Estado nacional y, al tomar este tipo de trabajo, deben renunciar al otro beneficio.

Entre los requisitos, se exigió: ser mayor de 18 años y tener disponibilidad horaria. La solicitud permite que se presenten hombres y mujeres. A ellos se les pidió que se acercaran con el DNI a las oficinas de la Secretaría de Producción y Medio Ambiente Municipal; también en las delegaciones municipales de cada distrito.

La cosecha arrancó el 2 de febrero y, ante la poca adhesión, el intendente, Rodrigo Brizuela y Doria junto al secretario de Gobierno intensificaron la búsqueda de trabajadores para cumplir con los plazos rurales a término.

“Esto se hace desde que Chilecito es un valle productivo. Le dimos a la comunicación una impronta diferente en las redes, pero lo que sucede no es nuevo. Son trabajadores golondrina que en el mejor de los casos pueden tener trabajo durante cuatro meses. Eso depende de la productividad y el rendimiento. Pero como mínimo son dos meses laborales”.

“El que es buen trabajador se queda. Mucha gente llegó a Chilecito para trabajar y luego permaneció acá, junto a su familia. El problema más grande es que la mayoría cobra planes del Estado nacional y, al tomar este tipo de trabajo, deben renunciar al otro beneficio. Entonces por dos o cuatro meses no quieren perder un monto que cobran durante todo el año”, contó Carrizo.

Todos los días recibo cientos de vecinos que me piden trabajo, ahora que está la oportunidad de por lo menos hacer una diferencia con la cosecha por 4 meses como mínimo, no van. Esperemos que en los próximos días haya más adheridos a la bolsa de trabajo rural y la gente lo aproveche como un paliativo a la situación que vivimos”, declaró Brizuela y Doria a FM Frontera.

Carrizo agregó: “Con Cristina Kirchner teníamos un programa en donde de los planes que otorgábamos nosotros sólo cobraban el 80% en temporada de cosecha. El otro 20% quedaba dentro de las arcas municipales. Con el gobierno de Mauricio Macri eso se perdió, pero ahora a fin de mes vamos a viajar a Buenos Aires para empezar nuevas negociaciones para 2021”.

Fuente: Infobae

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close