“No son vacaciones”, sostuvo un joven que está desde noviembre en Madrid y prefirió no viajar por miedo a quedar varado. Contó a El Litoral cómo se trabaja desde el sistema sanitario.

El coronavirus hasta ayer, se ha extendido a 120 países y la infección superó los 130 mil casos en todo el mundo. En España, hay más de 2.900 casos de coronavirus y más de 80 muertos. La enfermedad se propaga muy rápidamente comparada con otras pandemias recientes como la gripe A, que entre 2009 y 2010 alcanzó 35 mil afectados.

En este contexto, El Litoral dialogó con un joven que se encuentra viviendo desde noviembre pasado en Madrid, España, sobre las medidas de prevención y cuáles de éstas se podría imitar en el país. El aislamiento es fundamental, según comentó Juan Marchi no sólo para evitar contagio y propagación del virus, también para evitar accidentes y otros acontecimientos que ocasionen ir a las emergencias hospitalarias que deben estar abocadas a esta enfermedad.

“Estoy desde noviembre pasado viviendo en el centro de Madrid. El aislamiento comenzó el 11 de marzo por decreto pero, antes ya teníamos que adoptar medidas. Nos aconsejaban no salir a las calles y quedarnos en nuestras casas, antes del decreto. Se empezaron a vaciar farmacias, no se encontraba alcohol en gel, guantes y tampoco papel higiénico en los supermercados. La gente ya empezaba a andar con miedo y usaba barbijo”, contó Juan a este diario. En cuanto al trabajo relató que “se cerró todo. Tomaron algunas medidas por ejemplo de extender por seis meses el pago de algunos impuestos como de bares; es casi un mes entero que no se generan ingresos. Algunos empleados se quejan de no ir a trabajar pero es la mejor forma de tomar conciencia y sabemos que es para el bien de todos”, contó.

“Es mentira que no hay comida en las góndolas, sí se vacían pero las llenan a la noche porque hay mercadería en los depósitos. La comida no va a escasear. En algunos supermercados informaron que a las 23 renuevan las góndolas (esos funcionan las 24 horas), fui después de esa hora pensando que iría menos gente pero todo lo contrario”, comentó el joven que fue a trabajar a España el año pasado y que intentó volver al país pero, prefirió quedarse por miedo a quedar varado.

En cuanto a las medidas de prevención dijo: “El aislamiento es la principal medida. Todas las noches desinfectan las calles. Los metros están constantemente higienizados y, además, es una ciudad muy limpia. Hay basureros por todos lados. Mi recomendación es que no salgan a las calles, no son vacaciones, es algo muy grave lo que está sucediendo. Hay que tomar como ejemplo a países como Rusia donde supieron llevar adelante esta situación, cerraron a tiempo las fronteras y resguardaron a los infectados”.

“El aislamiento es muy importante también para no lastimarnos y que no tengamos que ir a la emergencia del hospital, ya que los médicos tienen que estar abocados a esta enfermedad. Hay que resguardarse para no contagiar y evitar contagios. También limpian plazas, los barrios donde hay infectados van continuamente a limpiar los lugares públicos”, dijo y remarcó que “si todos tomamos precauciones vamos a salir adelante. Esto se logra trabajando todos juntos”.

Fuente: Diario Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.