El hecho ocurrió en el barrio Bañado Norte de la Capital, donde una niña de 5 años se infectó de “miasis” en la zona de la cabeza, enfermedad parasitaria ocasionada por larvas de mosca. Su madre contó el padecer de la joven desde hace más de 5 días, con fuertes dolores y picazón en la zona. “Hace 5 días voy al hospital, le sacan los gusanos de la cabeza y no me dan otra solución”, relató.

Érica es una niña de 5 años, vive junto a su mamá Noelia en la calle Colombia al 53 del barrio Bañado Norte de la capital correntina. Desde hace cinco días atrás se le ha diagnosticado “miasis”, una enfermedad parasitaria ocasionada por larvas de mosca.

Según Noelia, dicha enfermedad tiene su inicio a partir de un minibasural ilegal frente a su casa provocado por los mismos vecinos del barrio. “Los médicos que atendieron a mi hija, y le diagnosticaron la miasis”, indicó.

Pero el padecer no termina allí. Buscando ayuda en los centros de salud de la ciudad, ha encontrado pocas respuestas, ninguna que le solucione el problema de fondo. “El primer día fui al CAPS Emilio Coni y me dijeron que era sólo un sarpullido, pero al otro día mi hija tenía la herida mucho peor y con gusanos en la zona”, relató.

“Luego recurrí al Hospital de Niños, donde desde hace cinco días atienden a mi niña en la guardia, todos los días le sacan gusanos de la cabeza con una pinza, pero no me ofrecen otra solución”, sostuvo.

“Mi hija no puede dormir por las noches, hace días que sufre y mucho, tiene gusanos en la cabeza que le provoca un fuerte dolor y picazón, incluso siente ganas de golpearse la cabeza contra la pared”, relató desesperada.

Respecto del basural que genera este inconveniente, comentó que “hay un basural que sigue ahí y el delegado municipal no se hace cargo, nadie me da una solución, quien sabe cuántos chicos más están en la misma situación”.

“Fui al Ministerio de Salud, el ministro no me pudo recibir, su secretaria me direccionó con otra oficina, en la que me dijeron que eso le corresponde a la Municipalidad, mientras tanto mi hija sigue sufriendo sin parar”, contó entre sollozos.

“No hay nada peor que ver a tu hija sufriendo y no poder calmar su dolor, pero como no es el hijo del ministro o de los médicos, no saben lo que se siente”, sentenció.

Fuente: Radio Dos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.