DestacadosEconomíaLocales

Crece la incertidumbre en el sector panadero por restricción de la harina

Los molinos suspendieron la venta de la materia prima hasta fijar un precio de referencia. El stock se re­duce y hay preocupación.

Por el movimiento del dólar, los molinos harine­ros decidieron no entregar harina a las panaderías de­bido a la imposibilidad de fijar un precio de referencia para la bolsa de 50 kilos, lo que afecta a la producción y venta de pan. En Corrientes los panaderos cuentan con stock para unos días, pero hay incertidumbre con res­pecto al panorama de la se­mana que viene.

“Con esta situación se compra lo necesario y uno puede llegar a quedarse sin harina; supongo que el lu­nes o martes cuando se aco­moden los precios se va a ir acomodando de a poco el abastecimiento”, estimó el referente del sector panade­ro, Nelson Arriola.

Agregó que si bien esta suspensión en la venta sue­le registrarse por unos días, cuando hay movimientos intensos en la economía al­gunos panaderos compran por día, por lo que su pro­ducción se encuentra sus­pendida.

La situación del sector es crítica desde hace tiempo. Numerosas panaderías de barrio tuvieron que cerrar sus puertas debido a la di­fícil situación económica y otras subsisten con dificul­tades.

“A partir del 2018 dio la sensación de que falta dine­ro. Uno trabaja, cumple con los compromisos y de golpe se da cuenta de que al pri­mero que debe es al Estado. Si trabajás, no podés andar mal, no puede ocurrir esto. De acuerdo a lo que conver­sábamos con los colegas, apenas llegamos a fin de mes y si aumentamos los precios no vendemos nada”, dijo.

Precios
Al mismo tiempo, los que bajaron la molienda ya fi­jaron un incremento de al­rededor del 20 por ciento por el impacto del dólar, el valor del trigo y el resto de los insumos dolarizados del sector, como la manteca, la margarina y demás insu­mos.

En tanto, desde la Fe­deración Argentina de la Industria de Pan y Afines, que preside Miguel Ángel Di Betta, aseguraron que “es in­minente un reajuste de pre­cios, una vez que tengamos las facturas correspondien­tes de nuestros proveedores de harina, grasas, margari­nas y demás insumos que están dolarizados, hacien­do el pertinente estudio de costos”.

Fuente: Diario Norte

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close