Ocurrió ayer a la tarde en inmediaciones de la estancia Don Leoncio. La señora, que se encontraba con su familia, ingresó al agua para refrescarse y desapareció.

Una mujer que había ingresado a las aguas del río Miriñay desapareció de la superficie acuática y es intensamente buscada por la Policía en la localidad de Curuzú Cuatiá.

El lamentable episodio sucedió ayer alrededor de las 15.30 en inmediaciones de la estancia Don Leoncio ubicada a unos 8 kilómetros de la Ruta Provincial 126 de la zona rural de esa localidad.

Según las primeras averiguaciones, una familia que se encontraba en la zona decidió ingresar a las aguas del mencionado río para refrescarse, pero al poco tiempo desapareció de la superficie acuática y se presume que habría fallecido ahogada. Al tomar conocimiento del hecho, personal policial se dirigió hasta el lugar e inició tareas en busca del cuerpo de la mujer, de 50 años, identificada con el apellido Riolfi, pero hasta el momento no fue localizada. En el caso intervino la Comisaría Primera de la localidad de Curuzú Cuatiá.

Por otra parte, luego de una intensa tarea de búsqueda lograron rescatar el cuerpo del penitenciario que estaba desaparecido tras intentar salvar a su hijo de morir ahogado en el río Paraná. El cuerpo fue encontrado en una zona conocido como Piedras Coloradas. El hecho sucedió el viernes cerca de las 21 cuando la víctima identificada como Diego Martín Gómez, de 37 años, se encontraba en compañía de tres hijos menores pescando en el río Paraná en la zona baja de lanchas. En un momento determinado Gómez intentó rescatar a uno de sus hijos que ingresó al río en una zona no habilitada sin lograr su objetivo ya que desapareció de la superficie acuática.

Ayer a la tarde malloneros que colaboraban con la búsqueda hallaron el cuerpo sin vida del penitenciario en el lugar conocido como Piedra Colorada.

 

Fuente: El Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.