Esta modalidad delictiva tiene una participación relativa del 60% sobre el total de delitos sufridos por los hogares. Se estima que el 28.3% de los hogares en 40 centros urbanos del país, entre ellas Corrientes, fue víctima de al menos un delito en los últimos 12 meses

Así expresa el Índice de Victimización (IVI) elaborado por el Laboratorio de Investigaciones sobre Crimen, Instituciones y Políticas para cuantificar la tasa de victimización de Argentina.

En él se define como tasa de victimización al porcentaje de hogares cuyos miembros convivientes sufrieron al menos un delito en los últimos 12 meses, sean estos eventos denunciados o no a una autoridad competente. Este informe presenta los principales hallazgos de las 1.212 encuestas de victimización realizadas entre los días 28 de mayo y 12 de junio de 2019.

La medición de junio de 2019 estima que el 28.3% de los hogares de Argentina fueron víctimas de al menos un delito en los últimos 12 meses, 4.1 puntos porcentuales por debajo del valor observado en junio 2018 y 2.2 puntos porcentuales por debajo del valor observado en mayo 2019.

Las encuestas de victimización se llevan adelante en tres regiones de Argentina, Ciudad de Buenos Aires (CABA), Gran Buenos Aires e Interior, compuesto por: Cuyo (Mendoza, San Luis y San Juan), Noroeste – NOA (Catamarca, Jujuy, La Rioja, Salta, Santiago del Estero y Tucumán), Noreste-NEA (Chaco, Corrientes, Formosa, Misiones), Pampeana (Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe y Provincia de Buenos Aires) y Patagonia (Chubut, Neuquén, Río Negro y Santa Cruz).

El relevamiento realizado en junio 2019 ubica a la Ciudad de Buenos Aires por debajo del promedio nacional, mientras que el Gran Buenos Aires y el interior del país se encuentran por encima con el 32% y el 29% de los hogares afectados.

Las encuestas de victimización se llevan adelante en cuarenta centros urbanos de Argentina, clasificados en ciudades pequeñas (entre 10.000 y menos de 100.000 habitantes), ciudades medianas (entre 100.000 y menos de 500.000 habitantes) y ciudades grandes (de 500.000 habitantes o más).

La medición realizada en junio 2019 presenta valores de victimización más elevados para las ciudades grandes (29%), dejando por detrás a las ciudades medianas y a las ciudades pequeñas con el 27% y el 14% de los hogares afectados respectivamente.

El estudio también considera delitos contra la propiedad sin violencia al hurto de objetos personales, robo de vivienda, robo de auto o camioneta, robo de moto o bicicleta, robo de objetos de vehículo, vandalismo de vehículo o de vivienda, sin contacto presencial entre la víctima y el delincuente.

El relevamiento de junio de 2019 muestra que, de cada 100 hogares, 10 sufrieron al menos un delito contra la propiedad sin violencia. Este valor implica un aumento de dos puntos porcentuales respecto a la medición de junio 2018 y coincide con el valor observado en mayo 2019.

También aborda delitos contra las personas al robo con violencia, lesiones o amenazas, corrupción, ofensa sexual, secuestro, homicidio y estafa. La medición de junio de 2019 reveló que, de cada 100 hogares, 20 sufrieron al menos un delito contra las personas en los últimos 12 meses. Este valor implica una caída de seis puntos porcentuales respecto al valor observado en junio 2018 y una caída de dos puntos porcentuales respecto al valor observado en mayo 2019.

En relación a la evolución de los principales delitos, los robos con violencia se han mantenido en los últimos meses alrededor del 19%, implicando para esta medición en particular una caída de seis puntos porcentuales respecto a junio 2018. El relevamiento de junio 2019 indica que el 60% del total corresponde a robos con violencia. El hurto de objetos personales y el robo en vivienda se ubican por detrás, con el 13% y 10% respectivamente.

 

Fuente: Momarandú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.