En Paso de la Patria e Ituzaingó, móviles de la Provincia y la Nación efectúan bloqueos e insisten con la necesidad del descacharrado. En la primera prevén un plan para todo el año y en la segunda preocupa la cantidad de casas con piletas que contienen agua.

Debido a que continúa aumentando la cantidad de casos de dengue en localidades como Ituzaingó y Paso de la Patria, el Ministerio de Salud Pública de la Provincia envió maquinaria de gran porte para la fumigación en la vía pública, lo que se extenderá al menos hasta hoy. Insisten con la importancia del descacharrado, ya que también se sostiene la constatación de criaderos de larvas en las casas. Destacan que todos los pacientes que fueron positivos con el diagnóstico de la enfermedad se encuentran en buen estado.

En este contexto, la médica a cargo de la Atención Primaria de la Salud (APS) de Ituzaingó, María Ojeda, comentó a El Litoral que “ayer llegó la máquina, hoy se estuvo fumigando y mañana seguirá”. Aclaró que la pulverización se lleva a cabo “como parte de los bloqueos de casos sospechosos”.

Sobre la cantidad de infectados, señaló que “son más de 25, pasa que tenemos muchas muestras que enviamos al Laboratorio Central y si bien hasta hace un tiempo los resultados eran rápidos, como también allí hacen los de coronavirus, se demoran un poco más”. Seguidamente explicó que “también hay varias personas que tienen la posibilidad y optan por ir a hacerse los análisis a Posadas”.

En cuanto al estado de las personas, señaló que “todos están bien, se sigue haciendo el monitoreo, sólo un adulto mayor hace un tiempo tuvo que ser derivado a Corrientes, pero está bien también”.

Frente a este panorama, manifestó que “estuve conversando con el Intendente, y además acá tenemos un comité de crisis, y le manifesté que tenemos que pensar en una planificación para todo el año, hay que rediseñar acciones, por el avance de la enfermedad. Tendremos que hacer descacharrado durante los próximos meses para poder llegar mejor al próximo verano”.

Respecto a la hipótesis sobre el incremento de los casos, indicó que “es por el turismo misionero que recibimos, pero también porque hay muchos criaderos en las casas. Llegamos a tener todo un barrio con sintomatología, algo realmente complicado”.

Ayuda a adultos
Ojeda destacó que “además del descharrado y controles en los barrios, contamos con la colaboración de fuerzas como la Policía de Corrientes, Gendarmería y Prefectura que ayudan en las casas donde hay adultos mayores y si no pueden hacer la limpieza, el personal de estas instituciones lo hace. Contamos con un teléfono al que la gente que requiere esto puede llamar y se pasa a hacer eso de lunes a viernes de 8 a 12”.

Paso
En esta villa turística también recorre las calles el equipo fumigador que gestionan la Provincia y la Nación, esto se concretó el “miércoles y este viernes hará otra pasada”, explicó el director del hospital local, Claudio Borda en diálogo con El Litoral y aclaró que durante este jueves “realizamos control focal, que es algo que venimos haciendo toda la semana”. En este caso, indicó también que “es para bloqueos en las zonas donde se detectan casos”.

Señaló que “estamos con 33 casos, y los siete últimos se registraron en el mismo barrio, entonces estamos replanteando la estrategia, con tres recorridas de fumigación, además de las dos de esta semana, la otra sería durante la próxima”.

Reconoció que “llamó la atención porque hay bastantes criaderos, a pesar de que se hizo descacharrado. Ingresamos a los patios y damos vuelta los recipientes que encontramos, expresó. También advirtió que “hay muchas casas con piletas que quedaron con agua, cuyos propietarios son de otras provincias y como después de la cuarentena no pudieron venir más, es una cuestión que nos complica bastante”.

Fuente: Diario Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *