Los conductores habían sido denunciados por los propios pasajeros durante el trayecto. Las autoridades secuestraron el vehículo y sus licencias de conducir.

Un micro de la empresa Chevallier que viajaba de Mar del Plata a Retiro fue interceptado en la Ruta 2, luego de que las autoridades recibieran denuncias de los pasajeros por “maniobras imprudentes”, y tras realizar los test a los conductores se confirmó que ambos habían consumido cocaína.

Según informaron fuentes policiales, el hecho ocurrió el sábado cuando personal del Destacamento de Policía Vial de Samborombón, a cargo del subcomisario Daniel Gastañaga, recibió las denuncias contra el interno 3628 de esa empresa, que circulaba realizando maniobras imprudentes cerca del kilómetro 90 de la autovía.

“Se lo interceptó por las maniobras y se les mandó a hacer hisopado a los conductores, ya que habíamos recibido denuncias de gente que viajaba en el micro”, dijeron fuentes policiales.

Las autoridades del control comprobaron también que ambos choferes mostraban en sus libretas un exceso de carga horaria, por lo cual se les dio aviso a autoridades de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) para pedir su intervención.

Así, un inspector de la CNRT procedió al secuestro de la unidad y su traslado a la terminal de Retiro, para la realización de un “test de sustancias”. Según se informó, el 19 de enero pasado un pasajero había denunciado que ambos choferes viajaban “consumiendo marihuana”.

Los pasajeros fueron trasladados a otra unidad para completar su viaje, en tanto que los test a los conductores dieron positivo de cocaína, por lo que se labró un acta y se secuestró las libretas de trabajo y licencias de conducir.

La inhabilitación para ambos choferes por ahora es parcial, ya que en 72 horas se obtendrán los resultados finales de dicha prueba. Según las fuentes, si se repiten los resultados positivos, se tramitará una inhabilitación para ambos choferes por 90 días.

Desde noviembre, la Ruta 2 fue escenario de al menos tres accidentes fatales en los que hubo micros involucrados.

El 4 de febrero pasado volcó un micro que iba de Miramar hacia la zona de General Pacheco, incidente en el que murieron dos personas.

El 27 de diciembre, en la misma ruta, otra unidad de doble piso se salió de la calzada y volcó, cerca de Vivoratá: más de la mitad de los 56 ocupantes sufrieron heridas.

En tanto, el 28 de noviembre pasado un micro de dos pisos que trasladaba a 43 alumnos de un colegio de Benavídez y 10 adultos hacia San Clemente del Tuyú en viaje de egresados volcó y dos chicas perdieron la vida.

Fuente: Radio Dos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.