Hoy después de dos años de la desaparición y muerte de Santiago Maldonado la gente vuelve a hablar pidiendo justicia por el artesano y tatuador desaparecido durante una represión policial en la zona de ruta 40 en el norte de Chubut. Las marchas se realizan en todo el país, en Corrientes la movilización organizada por la Comunidad de

Derechos Humanos comenzó a las nueve de la mañana pidiendo que no se cierre la causa
Un primero de agosto de 2017 la comunidad Mapuche se encontraba sobre Ruta 40 pidiendo por la protección de su territorio y reivindicación de sus derechos. Entre ellos se encontraba Santiago Maldonado, un joven de 28 años que exigía por la reivindicación de sus compañeros.

Fue esa mañana la última vez que se vio a Santiago de allí que pasaron 77 días de pura incertidumbre y dolor para quienes lo conocían pero también para aquellos que acompañaron una causa injusta donde lo único que permanecía en pie era la fuerza por definir qué ocurrió.
El 17 de octubre misteriosamente el cuerpo sin vida de Santiago yacía en el Río Chubut, un lugar donde los investigadores ya habían buscado no una, no dos sino muchas veces. El cuerpo sin vida mantenía consigo los documentos del joven como si de alguna manera se buscaba que se supiera que era él.

Pero no fue su hallazgo el momento más duro, el dolor más profundo comenzó después de que el artesano haya sido encontrado sin vida. Desde ese 17 de octubre las opiniones, las investigaciones, las posturas son varias.

El 24 de noviembre 55 personas definieron que había sido una sumersión por ahogamiento con asfixia e hipotermia, sin embargo para quienes sintieron la muerte del joven esto no había sido así, el veredicto no cerraba por ningún lugar. Desde los Organismos de Derechos Humanos exigían que la causa sea investigada «por la figura penal típica de desaparición forzada de personas en concurso con encubrimiento y violación de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad», afirmando que lo de Santiago no fue ni un suicidio ni un accidente sino un homicidio.

Hoy 2 años después de su desaparición a lo largo de todo el país quienes piden justicia se reúnen en marchas bajo el nombre de Santiago Maldonado y de todos los desaparecidos en las manos de la incertidumbre. Hoy sigue las dudas de que ocurrió siguen, pero hasta cuando se aguantará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.