Los delincuentes saltaron el portón, ingresaron por la galería y se metieron en la casa. Toda la secuencia quedó registrada por las cámaras de seguridad de la vivienda.

Un grupo de amigas estaba festejando fin de Año en la casa de una de las chicas en el barrio Cóndor Alto de Villa Allende, Córdoba. El violento hecho ocurrió el martes a las 23:18. Las mujeres estaban charlando alrededor de la mesa del comedor cuando dos ladrones ingresaron armados y encapuchados por el portón de la casa.

En los videos de las cámaras de seguridad se observa como entraron arrastrándose por el piso, ingresaron por la galería, se metieron en la casa y a punta de pistola amenazaron a las seis amigas. Las imágenes fueron difundidas por el portal de noticias Eldoce.TV.

En las imágenes se ve como el perro de raza Ovejero Alemán, no ladró ni se inmutó ante la presencia de los delincuentes. Esta actitud del animal, hizo pensar a la familia que alguno de los dos hombres, ya estuvo allí.

Ellas, al verlos, intentaron escapar. Pero uno de los delincuentes tomó a una de las chicas, que del miedo le entregó el celular. Su cómplice corrió a otra, no la alcanzó y se llevó todo lo que había en la mesa. Luego, escaparon. La pesadilla duró 18 segundos.

Una de las jóvenes que retuvo su celular llamó a la Policía mientras otra pudo escapar y pedirle ayuda a los vecinos. “Mi mamá estaba en la cocina y mi papá en la habitación. Al escuchar nuestros gritos, mi papá fue hasta el living y nos encerró en el pasillo hasta esperar a que se fueran los ladrones“, relató Catalina, la hija de los dueños de casa a ElDoce.tv.

Y agregó: “Cuando salimos del pasillo faltaba otra de mis amigas. Estábamos desesperados porque su celular había quedado adentro de la casa”. Ninguna persona resultó herida. Contó que entró en shock y no se acuerda exactamente que pasó, solo que las apuntaron y les dijeron que se callen. “Los revólveres eran de verdad, pero no sé si estaban cargados“, cerró.

No es la primera vez que la familia sufre un robo de estas características. El 23 de diciembre de 2016, un grupo de delincuentes armados ingresó a la casa mientras el matrimonio cenaba con otras parejas. Esa vez, los ladrones golpearon al dueño en la cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.