Lo advierten médicos estadounidenses. Sería porque el virus hace que la sangre se coagule de forma no natural.

El Covid-19 nos tendría una desagradable nueva sorpresa. Es que el coronavirus parece estar causando accidentes cerebrovasculares repentinos en adultos de entre 30 y 40 años que presentan pocos o ningún síntoma. Así lo informaron médicos estadounidenses, quienes creen que podría deberse a complicaciones en el sistema circulatorio.

Según cuenta la CNN, los médicos del Sistema de Salud Mount Sinai aseguraron que cada vez hay más pruebas de que la infección por covid-19 puede hacer que la sangre se coagule de forma no natural, y el accidente cerebrovascular sería una consecuencia esperada de eso.

En tanto, algunos pacientes evitan llamar al 911 debido a la gran cantidad de infectados en los hospitales, explicaron los médicos, lo que los vuelve mucho más peligrosos.

El Dr. Thomas Oxley, neurocirujano del Sistema de Salud Mount Sinai en Nueva York, y sus colegas dieron detalles de cinco personas que trataron. Todos tenían menos de 50 años y todos tenían síntomas leves de infección por covid-19 o ningún síntoma.

“El virus parece estar causando un aumento de la coagulación en las arterias grandes, lo que lleva a un derrame cerebral grave”, le contó Oxley a CNN, y agregó: “Nuestro informe muestra un aumento de siete veces en la incidencia de accidente cerebrovascular repentino en pacientes jóvenes durante las últimas dos semanas. La mayoría de estos pacientes no tienen antecedentes médicos y estaban en casa con síntomas leves (o en dos casos, sin síntomas) de covid”.

“Todos dieron positivo. Dos de ellos demoraron en llamar a una ambulancia”. No es común que las personas tan jóvenes tengan derrames cerebrales, especialmente los derrames cerebrales en los grandes vasos.

“A modo de comparación, nuestro servicio, en los últimos 12 meses, ha tratado a un promedio de 0,73 pacientes cada 2 semanas menores de 50 años con accidente cerebrovascular de grandes vasos”, escribió el equipo en una carta al New England Journal of Medicine. Eso es menos de dos personas al mes.

“Un derrame cerebral en un vaso sanguíneo grande causa daños graves si no se elimina de inmediato. Al menos un paciente ha fallecido y otros están en centros de rehabilitación, cuidados intensivos o en la unidad de accidente cerebrovascular. Solo uno se fue a casa, pero requerirá cuidados intensos”, dijo Oxley.

El neurocirujano añadió que su equipo quería decirle a la gente que se vigile a sí misma en busca de síntomas de infección por coronavirus y que llame al 911 si tienen alguna evidencia de accidente cerebrovascular. “Hasta ahora, se ha aconsejado a las personas que solo llamen a una ambulancia con dificultad para respirar o fiebre alta”, escribió.

“El tratamiento más efectivo para el accidente cerebrovascular de grandes vasos es la recuperación del coágulo, pero esto debe realizarse dentro de las 6 horas, y a veces dentro de las 24 horas”, escribió Oxley.

La doctora Cindy Yip, directora de Datos y Dirección de Conocimiento del programa Heart para la asociación Heart & Stroke en Canadá, explicó en el portal web de la institución médica que “las personas con condición cardiaca o vascular o que han tenido un derrame, están en riesgo mayor de desarrollar complicaciones si contraen el Covid-19″.

Cientos de autopsias realizadas en pacientes fallecidos por Covid-19 en el hospital Castel San Giovanni de Piacenza (Italia) demostraron que la coagulación intravascular diseminada (trombosis) también es una manifestación del virus, comentó Roberto Melgarejo, embajador paraguayo en Italia, al portal ABC.

En España, los casos de coagulación son frecuentes en los nuevos pacientes. Los médicos comenzaron a tratar a las personas con medicamentos anticoagulantes.

“Al comienzo del brote, sólo comenzamos a darles medicamentos para prevenir los coágulos. Vimos que no era suficiente (..) Empezaron a tener embolias pulmonares, así que comenzamos la anticoagulación completa en todos” afirmó Cristina Abad, anestesióloga del Hospital Clínicos San Carlos de Madrid para El comercio.

Los tratamientos anticoagulantes continuarán mientras se conoce mayor información sobre las implicaciones médicas causadas por el virus.

En la mayoría de los casos, el nuevo coronavirus causa síntomas leves o moderados, como fiebre y tos, que desaparecen en entre dos y tres semanas. Pero en otros, especialmente en gente mayor o con patologías previas, puede derivar en cuadros más graves, como la neumonía, o incluso la muerte.

Fuente: Info Veloz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *