El secretario de Energía, Sergio Lanziani, firmaría en los próximos días una resolución para pesificar los ingresos de las empresas generadoras eléctricas Pampa Energía, Central Puerto y Enel. Este ajuste implicaría una quita de 350 millones de dólares durante 2020 para centrales térmicas e hidroeléctricas que cubren prácticamente el 60% de la demanda eléctrica del país.

Según anticipó el sitio Econojournal, sólo falta la firma de Lanziani para hacer efectivo el ajuste de los valores de la resolución 1/2019 de la Secretaría de Mercado Eléctrico. Allí cambiarían los ingresos que tienen las grandes empresas de energía, tanto por la potencia disponible y la energía efectiva generada. La medida se llevaría a cabo antes de fin de mes.

La medida sería retroactiva al 1 de febrero y los valores expresados en pesos se indexarán a través de una fórmula polinómica que contempla la evolución del IPC y del IPIM.

En el segmento de generación, dejarán de percibir unos 350 millones con relación a lo que se percibió en 2019. Los privados verán recortados sus ingresos en unos 330 millones de dólares, mientras que las hidroeléctricas binacionales en manos del Estado (Yacyretá y Salto Grande) sufrirán un recorte de 20 millones de dólares.

“Recortará el EBITDA de la compañía en un 30%. Entendemos las limitaciones que enfrenta el Estado, pero es una media durísima”, le afirmó al sitio el presidente de una de las generadoras.

Fuente: A24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.