Nacionales

El inesperado homenaje de un grupo de submarinistas británicos a sus pares del ARA San Juan

Pusieron a la venta un pin que recuerda a las 44 víctimas. Y recaudaron 30.000 libras que hicieron llegar a sus familiares.

Al otro lado del teléfono se escucha la voz de un submarinista Inglés ya retirado que no quiere que su nombre aparezca en esta historia. “Los importantes son ellos. Poné que soy el vocero de We Remember Submariners (Nosotros Recordamos a los Submarinistas, WRS)”, dice en referencia a la ONG británica que se dedica a asistir a submarinistas o familiares de los mismos en hechos luctuosos o emergencias.

“Todos nosotros, sin importar el país al que sirvamos, compartimos la misma cultura y experiencias. Los mismos peligros, a los que un submarinista está expuesto bajo el agua”, señala este marino retirado y vocero de WRS. Explica que cuando ocurrió la tragedia del ARA San Juan​, todos los submarinistas del Reino Unido querían expresar su apoyo a las familias de los 44 que lamentablemente perecieron bajo el océano.

Fue así que la organización benéfica diseñó una insignia especial para recaudar dinero para las familias y ahora, con la ayuda de otros submarinistas argentinos, se está transfiriendo el dinero recaudado a sus cuentas bancarias. “Queremos que las familias del San Juan sepan que sentimos una profunda empatía por su pérdida y lo hacemos colaborando con ellos de esta manera”, subrayan desde WRS.

Este viernes por la tarde, los familiares de las víctimas del hundimiento recibieron la condecoración “Al Honor Militar” que la Armada les entregó a los tripulantes en un acto en la Base Naval de Mar del Plata, en el muelle natural del buque hasta el 25 de octubre de 2017, cuando inició su último viaje. Luego se concentraron en el ingreso de la base para reclamar avances en la investigación. Más temprano, la jueza que sigue la causa, Marta Yáñez, había dicho desde Chubut que “el camino a la Justicia está más cerca” porque se están pudiendo “atribuir responsabilidades presuntas”.

El homenaje de la entidad británica es una edición especial del pin que venden bordado con rosetas rojas, que simbolizan a cada uno de los submarinistas que murieron desde que se fundó la asociación, 12 años atrás.


La roseta celeste, el detalle que homenajea a las víctimas en el pin de la asociación de submarinistas.

El pin del San Juan es el primer caso en el que We Remember Submarines desarrolla uno especial (con una roseta celeste que lo recuerda) y es el primer homenaje que se rinde a submarinistas no ingleses. El pin del San Juan cuesta 10 libras (unos 700 pesos) y WRS logró recaudar 30.000 libras, lo que equivale a unas 681 libras (53.000 pesos) para cada una de las familias del ARA San Juan.

“Emociona porque esto es organizado por submarinistas ingleses con quienes estuvimos enfrentados en una guerra”, dice Julio Grosso, ex comandante del ARA Salta. Grosso junto a otro ex comandante del ARA San Juan Carlos Zavalla, fueron el puente con Inglaterra que permitió encontrar la forma que las donaciones lleguen a destino ya que no se hicieron vía instituciones oficiales.

 

La hermana de la submarinista Eliana Krawczyk, con su pin en el homenaje en la base de Mar del Plata.

El espíritu de los submarinos, es sin duda un espíritu internacional porque todos están bajo las mismas presiones, la complicación y el riesgo. Y existe un reconocimiento entre todos del valor que conlleva ser submarinista. Por eso se solidarizan con la desgracia del San Juan y piensan en sus familiares. Esto se inscribe en lo que sería el honor militar: un sentimiento humanitario superior de solidaridad por encima del problema humano de lucha y de la muerte.

En los hechos, la donación a los familiares se haría efectiva recién en los próximos días, gracias a otros dos submarinistas argentinos –un ex comandante del submarino ARA Salta y otro ex comandante del ARA San Juan– que arbitraron los medios para seguir paso por paso las gestiones internacionales antilavado porque al ser una organización de submarinistas retirados carecen de avales oficiales, u apoyo o representación de instituciones navales oficiales. Otro gesto muy generoso e inusual -detallan los submarinistas argentinos- fue que el banco en el Reino Unido renunció a todos los cargos para transferir los fondos a los familiares del San Juan.

El pin del San Juan ha cruzado el océano Atlántico y ha llegado a la Argentina en el pecho del comandante del buque Inglés HSM Protector, de la British Antartic Survey, Matt Syrett, quien lo entregó en el puerto de Buenos Aires, al comandante del COCOANTAR para que a su vez sea entregado a la Fuerza de Submarinos y así se exponga en el museo de la Fuerza de Submarinos en Mar del Plata. La ciudad de donde salió el ARA San Juan hacia su trágico viaje final.

 

Fuente: Clarín

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close