Las últimas mediciones en el puerto de Corrientes evidencian un quiebre en la tendencia a la baja que se registró en los meses recientes.

Aunque sigue en un nivel inferior al habitual, parece haber cambiado la tendencia y el río sigue creciendo paulatinamente desde hace varios días. Así, por primera vez en cinco meses el Paraná superó ayer los tres metros.

Según indicaron algunos especialistas, las lluvias que se dieron en el sur de Brasil y la posibilidad de precipitaciones en esta parte del país generarán que de a poco el río pueda recuperar su caudal, acercándose a los niveles normales.

Vale recordar que desde julio del año pasado comenzó a descender y llegó a estar por debajo de 1,50 metro, siendo de las marcas más bajas de las últimas décadas y obligando, entre otras medidas, a implementar una veda especial.

Fuente: Diario Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.