Gabriel Adasme de 23 años de edad, trabaja en Obras Públicas del Municipio de Río Grande, Tierra del Fuego, y como todos los meses, concurrió al cajero a retirar su salario, pero se encontró con la millonaria suma.

“A nosotros nos habían depositado el sábado, fui al cajero como todos los meses a sacar mi plata y me encontré con que tenía 9 millones, esperé al lunes cuando me llamaron del Municipio y del Banco para que reintegre la plata”, contó el ‘millonario’ a una radio local.

Finalmente el sueño de millonario solo duró dos días ya que el joven afirmó que “me dijeron que fue un error administrativo, tenía depositado 9.400.000 millones de pesos y me pidieron que los devuelva”.“Después del lunes volví a ser un trabajador como todos, volví a la realidad”, cerró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.