La mujer compartió su indignación en las redes sociales. El mensaje fue escrito en la guardería.

“Mamá, no tengo pañales”, fue el mensaje que un bebé llamado Milo tenía en su estómago con marcador indeleble. Se lo habían hecho en la guardería para dejarle un mensaje a su mamá ya que aparentemente no había leído el cuaderno de informes. Sin embargo cuando Heather Chisum se encontró con su hijo todo escrito se indignó y no dudó en compartir su bronca en las redes sociales. “Necesito opiniones. ¿Estoy en lo cierto al estar furiosa por esto? ¿O estoy exagerando? Estoy a punto de irrumpir en esta guardería mañana y decir algunas cosas”, comentó la mujer en su cuenta de Facebook.

Aparentemente, la decisión de usar al bebé como anotador surgió luego de que la madre obviara la lectura de un informe que la guardería le mandó.

“Supongo que ayer escribieron en su informe que necesita pañales, y no pude ver eso -dijo-. Soy una madre soltera con trabajo a tiempo completo y dos niños pequeños, demándenme por no leer el informe cada día”. La indignación solo empeoró cuando Chisum quiso borrar el mensaje y descubrió que había sido escrito con marcador permanente. “Lo he fregado con varias toallitas húmedas y no sale -admitió-. Tenía planes de llevarlos a la playa a jugar, y ahora no puedo porque mi hijo está todo escrito”.

“No comprendo por qué tenían que escribir este mensaje grande y largo en el estómago de mi hijo. ¿No podían escribirlo en su pañal, o simplemente decírmelo?”, se preguntó Chisum, quien señaló que no era la primera vez que esto ocurría en la guardería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.